Sapag y sus señales a Macri

Jorge Sapag es un hábil trapecista político que hace equilibrio parado en los estrechos límites que dividen la diplomacia del pragmatismo. No dudó (alguna vez hace ya mucho tiempo) en apoyar al ex candidato a presidente Daniel Scioli, cuando todo indicaba que iba a ganar en primera vuelta. Desmintió que tuviera interés por los cargos, dijo que iba a ser "un hombre de consulta", mientras que desde el entorno nacional ya lo ponían como número puesto para ocupar el Ministerio de Energía. Pero el mundo se dio vuelta de manera trágica. Scioli perdió, y sin desesperarse, Sapag comprendió que sólo se trató de una elección y no de la vida. Y en esta línea de pensamiento, y tras contener el aliento, hoy no duda en dar señales de razonabilidad hacia el nuevo gobierno de Mauricio Macri. Fue así como no titubeó en apoyar la designación de los jueces Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti para cubrir las vacantes de la Corte Suprema de Justicia. "Los dos juristas son de reconocida trayectoria y los nombró en el marco de sus facultades legales y constitucionales", disparó el ex gobernador, sin medir (o tal vez enviando un consciente mensaje) la repercusión de sus palabras. En el MPN ya saben que tendrán que alinear acciones con Macri (la foto con los gobernadores lo dijo todo) para poder volver a encauzar ese aceitado circuito burocrático con el fin de conseguir dinero fresco, tanto para refinanciar deudas como para buscar programas o solventar la obra pública, tal cual se hacía con el gobierno de Cristina Fernández. No se trata de coherencia política, sino de subsistir en este complejo sistema donde todos los meses hay que pagar salarios. Y a veces es mejor ser razonable que rebelde para poder reciclarse sin temor a quedar expuesto.

Avaló la designación de los jueces para la Corte Suprema propuesta por Macri, en una clara señal de apoyo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Lo Más Leído