Se aceleró la pelea del 2019

Se aceleró la carrera hacia el 2019 en la provincia y la ciudad. Mientras que el gobernador Omar Gutiérrez afinó la estrategia para contrarrestar la movida de su enemigo interno, el vice Rolando Figueroa, en pos de posicionarse en la grilla de largada para llegar con alguna chance de ir por la provincia en los próximos comicios, la interna de Cambiemos en la ciudad tuvo el primer sacudón con una denuncia pública por presunta corrupción contra Guillermo Monzani, uno de los precandidatos a suceder a Pechi Quiroga que fueron subidos al ring por el propio intendente.

Tanto en la provincia como en la ciudad hubo signos que movieron el tablero con mucha anticipación.

Por el lado del MPN, el gobernador y su vice avanzan en una confrontación seria y evidente luego de que Figueroa convocara a la Convención del partido para el viernes. Al cónclave fue invitado Gutiérrez, pero contestó con el armado, para el mismo día, de una cumbre de intendentes que lo apoyan. En el medio, ni el gobernador ni el vice asumen en público que sus movimientos estén vinculados con la pelea entre ambos, que también suelen desmentir por los medios. En esa lucha por el poder del partido provincial se puso a terciar el petrolero senador nacional Guillermo Pereyra, quien amenazó con subirse al plan de Figueroa, pero terminó reculando hacia una posición en defensa de sus propios intereses: la posibilidad de renovar su banca en la Cámara alta del Congreso sin romper en el camino la alianza que tiene con el gobierno nacional en materia petrolera.

Por el lado de Cambiemos, no son pocos los que leen una fractura de la interna detrás de la denuncia contra Monzani por un canje de impuestos por la cesión de un lote para uso municipal.

Así las cosas, el 2019 parece más cercano.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído