Taxistas: ¿mal o bien educados?

Están bien o mal educados los taxistas en Neuquén? La pregunta es tan subjetiva como compleja, pero la iniciativa del municipio capitalino con la Asociación de Propietarios de Taxis revela que, al menos, hay un déficit en la relación chofer-pasajero. Se trata de que cada conductor sepa cuáles son los lugares de atracción de la ciudad. Que sea amable y además que colabore con la seguridad dentro de un marco ciudadano y no corporativo, como lo suelen hacer los grupos de taxistas cada vez que se produce un hecho violento contra el sector. No hace mucho tiempo que Neuquén se erige como una ciudad turística en sí misma, a pesar de que no es un lugar de destino. Tiene un río con paseos organizados y ha logrado una fama que pretende ser el centro financiero y de servicios más importante de la Patagonia, por su vinculación con la economía petrolera. Pero este cambio aún no va acompañado por una real conciencia de quienes todos los días se encargan de llevar y traer pasajeros que están uno o dos días en la ciudad. Durante años, las quejas al servicio de Atención al Contribuyente de la comuna radicaban en los malos tratos hacia el usuario. También la falta de higiene en las unidades y la poca comunicación para que este sea un servicio de excelencia. Claro que la situación no puede generalizarse. Hay quienes desarrollan una tarea ejemplar, pero hay un consenso más o menos sólido que dice que el taxista neuquino debe adecuarse a un servicio profesional, tal cual se refleja en las principales localidades turísticas del país. Se verá si la capacitación ayuda o no a que de a poco la relación con el pasajero vaya mejorando. Si es así, atrás quedarán esas discusiones, que han llegado a que muchos pasajeros se bajen de los autos.

Un curso municipal pondrá a prueba la capacidad de los choferes de "vender" la ciudad a los pasajeros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído