Tenía muerte cerebral y resucitó milagrosamente

Trenton McKinlye, un chico de 13 años, estaba condenado tras un accidente. Incluso, sus padres ya habían firmado la donación de órganos.

Estados unidos. Todo Estados Unidos habla de Trenton McKinley. Es que el niño, de 13 años, tenía muerte cerebral debido a un severo accidente. Los padres, desgarrados de dolor, decidieron tomar la decisión final y, resignados por el destino, rubricaron los papeles de donación de órganos. Querían que su pequeño continuara viviendo de alguna manera. Al menos en el cuerpo de alguien más.

Sin embargo, inmediatamente después de haber firmado los papeles, Trenton resucitó, volvió a cobrar la conciencia y sorprendió al mundo médico.

Ahora, el chico está mejorando diariamente, los pasos que da no son largos, pero para adelante. Es una lucha continua para recuperarse y volver a ser quien era, algo que también sorprende a los profesionales que ven su evolución como un caso de estudio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído