Tienen lo que le falta al otro

El Mellizo ganó los dos torneos que jugó como DT de Boca, pero en la Copa no le va bien. Gallardo, a la inversa.

Somos tan distintos e iguales”, canta Axel. River y Boca tratan de diferenciarse pero suelen tener tantas cosas que los separan como cuestiones en común. Y sus entrenadores, este último tiempo, experimentan esa dualidad. Los dos resultan exitosos, eso es lo que los une. Guillermo y Gallardo ganan más de lo que pierden en los colosos del fútbol argentino.

¿Y en qué son distintos? En el ámbito de sus conquistas. En lo que uno se hace fuerte el otro flaquea. Barros Schelotto tiene lo que le falta a Napoleón: títulos locales. Y el prócer del club de Núñez, lo que más desea el Mellizo, la cuenta pendiente del ex puntero derecho del Xeneize y el Lobo: conquistas internacionales.

Guillermo ganó el bicampeonato con Boca el miércoles. Si sólo se toman como referencia los campeonatos locales que disputó completos, ostenta un 100 por ciento de efectividad “en casa”. Pero le está costando trasladar esos logros al plano internacional. La Copa Libertadores le quita el sueño al hincha de Boca.

El Mellizo en la edición 2016 quedó eliminado en semifinales de manera traumática ante Independiente del Valle de Ecuador en una Bombonera incrédula. Y en la presente competición corre el riesgo de “marchar” en primera ronda (o reivindicarse, es cierto).

En tanto, Gallardo se cansó de levantar copas internacionales con River (5, incluida una Libertadores), pero sigue en deuda en los torneos domésticos. Es verdad que igualmente ganó tres títulos nacionales, pero no dio la vuelta en los certámenes tradicionales de Primera División sino en Copa Argentina (bicampeón) y en la Supercopa Argentina, ante Boca, lo que igual vale casi como un campeonato largo. Guillermo y el Muñeco, son tan distintos e iguales...

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído