Un arco con historia y dudas

La actuación de Franco Armani ante Racing provocó una ola de pedidos para que tenga una chance en Rusia. El mundo del fútbol, muchas veces enfrentado y amante de la polémica, se unió para reclamarle un lugar. Hasta el Pato Fillol tuiteó mandándole un mensaje a Sampaoli. Ubaldo Matildo, para muchos de los que vimos fútbol a partir de los 70 el mejor arquero de la historia, es una muestra clara de que un 1 que haga diferencia bajo los tres palos te puede llevar a la gloria. Tan cierto como que Pumpido fue campeón del mundo sin dejar una sola volada espectacular o un digno mano a mano que haya merecido un par de segundos en la inolvidable película Héroes. Casi tan cierto como que el Goyco, con un lugar en nuestros corazones por los penales de Italia 90, tampoco daba garantías. Tan cierto como que más de uno deberá hacer memoria para recordar a los arqueros de Francia 98 y Corea-Japón 2002, antes de la lesión del otro Pato, Abbondanzieri, en Alemania 2006. Después vino la era de Sergio Romero, el único arquero argentino que podría atajar en tres Mundiales con el detalle de que casi no tiene hinchas propios (por su paso fugaz por la Primera de Racing) y son más los que lo quieren fuera del equipo que adentro.

Esa combinación es lo que empuja por estas horas la armanimanía. Hace sólo unos meses, el arquero, figura del Atlético Nacional campeón de América, apenas si era conocido y reclamado por unos pocos. Hoy, en el arco de River, con la vidriera de la TV cada fin de semana y una actuación de jerarquía en la final ante Boca, muchos le exigen a Sampaoli que lo lleve a Rusia, incluso de titular. Bien lo sabe Wily Caballero, que pasó de héroe a villano en los últimos dos amistosos, que el futbolero cambia muy rápido de opinión. Mientras, Armani sueña por mérito propio.

Hoy, en el arco de River, con la vidriera de la TV cada fin de semana, Armani sueña con estar en Rusia 2018.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído