Un ataque a la belleza del arte

Siempre creyó que ganar el espacio público con arte era una idea eficaz contra el vandalismo y así los neuquinos disfrutamos ese universo de colores en animales, personajes, muñecas y superhéroes que despliega el artista Martín Villalba en numerosas obras que ya son parte de la escenografía de la cotidianidad de los neuquinos. Sin embargo, hace unos días al artista lo invadió el odio: una de sus figuras, llamada “Te doy mi luz”, instalada en el Paseo de la Costa, fue mutilada, producto de la pobre existencia de quien (o quienes) no tienen otra cosa que dedicarse a destrozar un lugar público, monumento u obra artística. La escultura atacada representa a un hombre que le ofrece una flor a la “Tipita” que tiene enfrente, creada también por el artista neuquino. El tallo de la flor, hecha con un caño de acero, fue cortado. Cuesta imaginar tanto daño puesto en cortar ese material, tanta irracional negación a la belleza que propone el arte de Martín.

Por las redes sociales, cientos de vecinos que se sintieron “mutilados”, al igual que el artista, se expresaron para acompañarlo a reparar la escultura: “Te doy mis manos y mi tiempo para ayudarte”, le escribieron a quien, seguramente, en unos días más lo veremos reparando la flor para que siga “dando” luz.

Te puede interesar...

Sería bueno también que se sumen a esta ayuda quienes expresan su indignación cuando se rompen o enchastran los monumentos o patrimonios públicos de la ciudad. Porque también ese mensaje de dar luz que creó el artista y que fue atacado sin ninguna lógica, es “nuestro patrimonio” como escribió Martín en su Facebook, y no sólo de este artista que ama hacer arte al aire libre para que lo disfrutemos todos.

Cuesta imaginar tanta irracional negación a la belleza que ofrece el arte de Martín Villalba.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído