Una carrera con final abierto

No llegaron al final con la inercia habitual de una larga campaña, sino a todo galope, como esos corredores de cien metros llanos que estiran el cuello todo lo que pueden para cruzar la meta antes que sus adversarios, aunque sea por milímetros. Es que si bien las PASO dejaron una tendencia clara, los indecisos se han encargado de mantener el suspenso hasta el domingo. Por eso, Daniel Scioli en el Luna Park porteño, Mauricio Macri en el Orfeo de Córdoba y Sergio Massa en el Museo de Tigre echaron mano a toda su artillería de marketing y comunicación para terminar de conquistar adhesiones.

Luego de reivindicarse peronista y de imponer con Ricardo Montaner el gen sciolista a un acto que amagaba como uno más del kirchnerismo, el postulante del FPV jugó una carta elemental en su anhelo por seducir a radicales sueltos, a peronistas enojados, a trabajadores sindicalizados y a independientes de la clase media. Le puso monto fijo a su promesa de eliminar el impuesto a las ganancias a todos aquellos que ganen menos de 30.000 pesos en mano. Y si algo le faltaba para ponerle su sello a un cambio en el modo de hacer política, el gobernador apuró el final de la litúrgica y se fue a cerrar la campaña al programa Intratables.

Rápido de reflejos, y haciendo gala de una capacidad de oratoria que lo ubica por encima de sus rivales, Massa dobló la apuesta y trató de "ladrones a los que cobran impuesto al trabajo". Por eso, propuso sepultar la renta al salario y poner fin a Ganancias. Luego, insistió en la idea de que es el único que puede frenar a Scioli y pidió ayuda para meterse en la segunda vuelta. A su vez, fiel a la ya clásica estética PRO, Macri apostó todo al voto útil y llamó a hacer un "cordobazo del crecimiento". Insistió en que es la única alternativa ajena al peronismo y puso toda su energía en seducir a Córdoba, provincia clave en el impacto porcentual en términos electorales.

El fin de la campaña, en los medios tradicionales, se ha vuelto una barrera difusa. Ahora, seguirá en las redes sociales y ya no se detendrá, incluso durante el mismo día de las elecciones. Así está la política hoy, como una carrera con final abierto. Usted dirá.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído