Vos, Abraham, andá al arco

Un filósofo argentino en una entrevista televisiva afirmó que está enojado con Messi, haciendo saber que ya no interrumpe sus lecturas sobre la verdad, el poder y la moral de Michel Foulcault para verlo gambetear al 10 del Barcelona, ni mucho menos cuando es el Día del Perdón y Messi viste la celeste y blanca. “Hay algo que no va con la Argentina”, lanzó Tomás Abraham, que también se considera futbolero, y enseguida arremetió con que Messi pertenece a una generación “que tiene su corazón en otro lado”.

Nadie se imagina al mejor jugador del mundo pidiéndole explicaciones al filósofo ni a los argentinos que lo critican porque camina la cancha o porque no canta el himno nacional. Ni siquiera podemos imaginarlo intentando comprender el enojo del pensador cuando sabemos que el único libro que leyó en su vida fue una biografía de Maradona.

Cuando a mediados de 2016 Messi decidió renunciar a la selección, el filósofo futbolero arremetió contra los hinchas argentinos que lo criticaban y le sugirió que se fuera a descansar al Caribe, a prepararse bien con el Barcelona y a volver cuando quisiera porque “te esperamos”.

Abraham quedó en offside cuando sugirió que Messi tiene el poder: “Es calladito pero manda”, dijo en la entrevista. Me hizo recordar a ese otro filósofo, Juan Sebreli, que en su libro Fútbol y masas describió que el acto de patear una pelota era “agresivo” y creaba “un sentimiento de poder”. El escritor Juan Sasturain le salió al cruce por semejante ignorancia y con ironía le dedicó una nota con el título: “Vos, Sebreli, andá al arco”. Por estos días, Abraham tiene el mismo destino, la soledad bajo los tres palos.

Un filósofo argentino afirmó que está enojado con Lionel Messi porque tiene su corazón “en otro lado”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído