A cuchillazos, un portero quiso saldar cuentas con otro

El caso ocurrió en la Escuela Especial 3.

NEUQUÉN
Discutieron, pero nadie sabe bien por qué. Hubo bronca, de esas que suelen nublar la vista y decir y hacer cualquier cosa. Hasta pelearse a trompadas. El tema pasó, pero uno de los dos hombres se quedó con la sangre en el ojo y luego de masticar rabia durante horas, al otro día concurrió al trabajo con un cuchillo.

El hecho tuvo lugar hace un par de semanas en la Escuela Especial N°3, ubicada en Córdoba y Ministro González, en pleno centro de la capital neuquina. Los protagonistas fueron dos porteros que prestan servicios en ese establecimiento, al que concurren chicos sordos o hipoacúsicos, y la que confirmó la noticia fue la directora de la escuela, aunque no quiso brindar mayores detalles de aquel momento de violencia que vivió la comunidad educativa.

Consultada por un periodista de LU5, la mujer dijo que luego de aquella discusión, uno de los empleados concurrió con un arma blanca, supuestamente para vengarse, y que hubo amenazas cruzadas y más gritos, pero que las cosas no pasaron a mayor, afortunadamente.

Decisiones
Cuando volvió la directora de la escuela, que en el momento del incidente estaba de licencia, al lunes siguiente y se enteró, no quiso que el tema pasara desapercibido. El solo hecho de haber vivido aquella escena de violencia e imaginarse lo que podría haber pasado si se desencadenaba un episodio de sangre con los alumnos como testigos empujó a los directivos a que solicitaran al Concejo Provincial de Educación (CPE) que aparten a los dos hombres del establecimiento de manera urgente.

El organismo estatal tiene el expediente en sus manos y todavía no tomó una determinación sobre el futuro que tendrán los irascibles empleados. No obstante, es casi un hecho que los porteros nunca más volverán a trabajar juntos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído