Acorralado La mala hora de Galuccio

El fallo por el acuerdo con Chevron, las presiones políticas y la disputa presidencial lo ponen contra las cuerdas. Pese a que atrajo fuertes inversiones y revitalizó la industria, nadie garantiza su continuidad después de marzo.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído