El clima en Neuquén

icon
11° Temp
62% Hum
La Mañana sueños

¿Qué pasa si en los sueños estamos soñando?

La ciencia indaga en el enigmático mundo de los metasueños, donde la realidad se desdibuja y la consciencia se multiplica.

Los sueños desempeñan un papel fundamental en el procesamiento emocional al codificar y consolidar recuerdos vinculados a nuestras emociones. Aunque lo que experimentamos en ellos puede parecer surrealista, las emociones que sentimos son auténticas. Sin embargo, descifrar el mensaje de nuestro subconsciente puede resultar desafiante en ocasiones.

En ciertas ocasiones, nuestros sueños se vuelven aún más enigmáticos al experimentar lo que se conoce como "metasueños" o sueños dentro de sueños. Esta experiencia, distinta del sueño lúcido, implica soñar dentro de otro sueño, como si nuestra mente creara capas de realidad onírica, llevándonos a un nivel más profundo de conciencia dentro del mundo de los sueños.

El fenómeno de soñar dentro de un sueño ha intrigado a científicos y filósofos durante siglos. En un "metasueño", nuestra consciencia se despierta dentro del propio sueño, dando lugar a la experiencia de tener un "yo" que también sueña.

dormir luz encendida.jpg
Los sueños dentro de sueños.

Los sueños dentro de sueños.

El estado del sueño en el cuerpo

La sensación de despertar dentro de un sueño, solo para descubrir que seguimos en un estado onírico, suele ocurrir durante la transición del sueño a la vigilia. Según Patrick McNamara, doctor en psicología y profesor de neurología en la Universidad de Boston, esto implica una activación parcial de la corteza prefrontal dorsolateral, siendo un híbrido entre la fase MOR (movimientos oculares rápidos) y el estado de vigilia.

Cuando la corteza prefrontal lateral se activa durante la fase MOR, la persona adquiere cierta conciencia de sí misma y se da cuenta de que está soñando. Por otro lado, un falso despertar implica la falta de esa conciencia, similar al sueño lúcido, y está asociado con la transición hacia el estado de vigilia. El proceso se interrumpe y la persona continúa soñando, a pesar de anticipar despertarse.

Aún no se tiene una respuesta definitiva sobre por qué soñamos con actividades cotidianas, lo que demuestra que en el mundo de los sueños aún hay misterios por desentrañar.

sueño.jpg

La experiencia de un "metasueño" puede ser excepcionalmente vívida, llegando incluso a confundirse con la realidad. Durante este estado, la sensación de estar despierto puede ser tan intensa que percibimos sensaciones y entornos como si fueran reales.

Esta percepción engañosa se atribuye a la reducción de la actividad en la corteza cerebral durante la fase MOR, cuando se producen la mayoría de los sueños. Como resultado, al despertarnos de verdad, podemos sentir confusión e irrealidad durante un breve periodo de tiempo.

¿Por qué son tan importantes los sueños?

Los sueños son como espejos de nuestra psique. Mientras dormimos, nuestras mentes entran en un estado de actividad peculiar, donde los recuerdos, las emociones y los pensamientos se fusionan de maneras sorprendentes. La teoría psicoanalítica de Sigmund Freud propuso que los sueños son manifestaciones simbólicas de deseos reprimidos y conflictos inconscientes. Según Freud, los sueños actúan como guardianes de nuestros impulsos más oscuros, ofreciendo un escape seguro para expresar lo que la mente consciente rechaza.

Más allá de las interpretaciones psicoanalíticas, la ciencia moderna también ofrece una mirada a la función biológica de los sueños. Durante el sueño, nuestro cerebro no está inactivo; de hecho, está ocupado consolidando recuerdos y procesando información del día. Estudios han demostrado que el sueño desempeña un papel crucial en la consolidación de la memoria, ayudando a almacenar información de manera más eficiente y a eliminar lo que no es esencial. Es como si durante la noche nuestra mente estuviera ordenando archivos, separando lo importante de lo trivial.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario