Claves para mantener la piel sana después del verano

Tras los meses de calor, la piel requiere cuidados específicos para tratar uno de los problemas más comunes: las manchas cutáneas.

Después del verano, la piel requiere cuidados específicos para tratar uno de los problemas más comunes: las manchas cutáneas. Suelen hacerse más visibles una vez que se va el bronceado, sobre todo en el rostro, escote, manos y hombros, ya que son las zonas que más sufren los efectos del sol.

Hoy en día, existen muchas soluciones con métodos profesionales, pero en esta oportunidad queremos darte algunos consejos naturales y muy prácticos para hacer desaparecer o prevenir las manchas solares.

Crema blanqueadora. Es especial para las manchas más oscuras.

Ingredientes: Unas gotas de agua oxigenada. Dos cucharadas de leche en polvo. Unas gotas de glicerina vegetal. Unas gotas de jugo de limón.

Mezclar bien los ingredientes hasta que se forme una pasta. Es recomendable dejarla actuar toda la noche, por lo que se deberá aplicar antes de irse a dormir sobre la piel y limpiarla bien con agua por la mañana.

Crema nutritiva de avena y limón. Además de combatir las manchas de la piel, esta crema se destaca por los beneficios nutritivos de la avena.

Ingredientes: Una cucharada de copos de avena molidos bien finos. Un cuarto de litro de agua. Una cucharadita de jugo de limón.

Mezclar los ingredientes y aplicar esta loción todos los días durante una semana, dejándola hacer efecto durante 15 minutos. Limpiar con agua.

Crema aromática de naranja. Es una crema que se destaca por su exquisito aroma.

Ingredientes: Dos cucharadas de polvo de piel de naranja. Una cucharada de leche. Unas gotas de glicerina.

Se prepara usando piel de la naranja, secada previamente al sol. La piel debe triturarse hasta conseguir un polvo bien fino, el cual se lo mezcla con leche y unas gotas de glicerina vegetal. Aplicarla y dejarla actuar hasta que se seque, para después quitar los restos con agua tibia.

Con estos tratamientos naturales podrás combatir las manchas superficiales que no suponen riesgo para la salud. Sin embargo, siempre es recomendable acudir a un médico especialista que evalúe cada caso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído