Despidos aislados ponen en alerta al comercio neuquino

Unos 24 mil empleados quieren una suba salarial a fin de año. Hay crisis en el sector.

NEUQUÉN

El Centro de Empleados de Comercio neuquino está en alerta por algunos despidos aislados, como consecuencia del bajo nivel de ventas de los últimos meses.

El titular del gremio, Sergio Rodríguez, indicó que esperan “una buena noticia” que permita reavivar la actividad mercantil, en lo posible, antes de fin de año.

“Por ahora, no es una cuestión para alarmarse pero, de persistir el amesetamiento del sistema económico y la falta de actividad, se va a complicar”, advirtió Rodríguez.

Dijo que hace cinco años que la cantidad de puestos de trabajo se mantiene constante y, en el último período, sufrieron algunos despidos aislados que no tuvieron como contraparte una nueva fuente laboral en el comercio afectado.

Explicó que este proceso “es incipiente, porque han cerrado comercios pequeños y el sector empresario está haciendo el aguante con la esperanza de que esto empiece a funcionar, pero se le están agotando los tiempos al Gobierno y todavía no se observa que vaya a haber alguna novedad a ojos vistas”.

Recordó que, en la Confluencia, mantienen la cifra de 18 mil empleados de comercio desde hace cinco años, ya que cierra un local y rápidamente abre otro que lo suplanta. Añadió que lo mismo sucede en el resto de las ciudades de la provincia, donde trabajan otros 6 mil mercantiles.

Rodríguez comentó que eso empezó a cambiar en los últimos meses, “porque la economía ha entrado en el amesetamiento con un ligero declive hacia abajo que nos pone en alerta”.

El dirigente sindical recordó que, en ese contexto desfavorable, los mercantiles están por iniciar la negociación salarial para los últimos cuatro meses del año. Recordó que hay un acuerdo paritario firmado en marzo que vence en septiembre y, aún con esa suba, “en el sector hemos perdido un 20% del poder adquisitivo”. Hoy, un trabajador que recién se inicia cobra unos 13 mil pesos, detalló.

Una crisis como la de 2009

Planteó que, por eso, tanto los empleados como los comerciantes locales esperan “una buena noticia en la economía”.

Relató que la crisis que están atravesando los vendedores neuquinos es similar a la de octubre de 2009: “Uno veía que se venía el desastre y sacaron de la galera la Asignación Universal por Hijo; bueno, nos hace falta ahora algo que aliente la esperanza de que hay que aguantar otro poquito”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído