El dilema de encontrar plata para poder producir más

Financiamiento. El riesgo país y la necesidad de seguir bajando costos son dos ejes centrales para que los no convencionales den un salto en la producción.

POR CAMILO CIRUZZI - Especial

Hace dos años el entonces ministro de Energía, Juan José Aranguren vaticinaba que para 2019 habría inversiones superiores a los 10 mil millones de dólares y si bien los anuncios para el sector fueron muy importantes, no llegaron a esa cifra. A los cuellos de botella de infraestructura y desarrollo empresario, se sumó una crisis macroeconómica que complica los planes de inversión.

El economista Ricardo Arriazu explicó a +e que el desarrollo del sector energético está vinculado íntimamente a la Tasa de Descuento de los proyectos (factor financiero que se utiliza, para determinar el valor del dinero en el tiempo y para calcular el valor actual de un capital futuro o proyectos de inversión). “Como el riesgo país está muy alto la tasa de descuento que utilizan es muy alta y por lo tanto eso baja la rentabilidad de todo proyecto”.

Arriazu aseguró que la clave para un desarrollo más rápido es llegar a un equilibrio macroeconómico de las cuentas públicas, “es decir tener a nivel nacional equilibrio fiscal, tener a nivel nacional en las cuentas externas y tener credibilidad y estabilidad de las políticas públicas. Todo intento de cambiar esto hace que el país se vuelva más riesgoso y eso lo estamos viendo con el valor de los títulos argentinos”.

El punto clave es romper el círculo vicioso negativo y transformarlo en uno de tipo virtuoso. “Si yo invierto e incremento la producción eso me mejora las cuentas externas y las cuentas fiscales, con lo cual contribuye a bajar el riesgo país, con los cual contribuye a incrementar las inversiones que ayudan a subir la producción y así sucesivamente. Lamentablemente hoy en día estamos es con total incertidumbre de cual es el futuro”.

masE-pieza-10a.jpg

Un directivo de una operadora con presencia en la cuenca neuquina dijo que una evidencia de esta situación de riesgo se veía claramente en que tras varias misiones a Houston para tentar a operadoras y empresas de servicios, no había venido ninguna. “Es evidente que el riesgo de invertir en la cuenca es alto y no hay condiciones que permitan una ganancia”, dijo el empresario que pidió anonimato. Agregó que si bien los precios del barril de petróleo son altos a nivel internacional, el costo de operar en Neuquén es elevado. “Deberíamos tener una escala muchos más grande para tener una rentabilidad óptima. Por ahora es chico lo que hay y tanto los equipos de torre como los de fractura están subutilizados”.

Desde Energicon, una empresa independiente que opera en la cuenca neuquina, Carlos Fernández confirmó esos términos a +e. “No cierran los números y del lado de las petroleras necesitamos tener una escala de costos que nos permitan operar con mejores precios de gas y petróleo para afrontar mejor los riesgos que implican las modificaciones de los precios a nivel internacional”, expresó. “Actualmente necesitamos otro nivel de eficiencia de las operaciones y de las pymes locales. La clave es hacer más atractivo al mercado argentino para favorecer el desembarco de más empresas independientes”, opinó.

masE-pieza-10b.jpg

Opciones

“A igualdad de productividad e igualdad de costo, me voy al país que tenga la más baja tasa de descuento. La ventaja que debería tener Agentina en términos de productividad para compensar la desventaja del riesgo país debería ser grande. La relación entre precio internacional y tasa de descuento para que un proyecto sea rentable o no, es el problema”, apuntó Arriazu, quien respecto al desembarco de nuevos jugadores explicó: “Uno de los grandes limitantes para un desarrollo rápido de estos recursos es la falta de recursos financieros genuinos en el país, lo que obliga a obtenerlos en el extranjero. Al mismo tiempo, la inestabilidad macroeconómica histórica genera incertidumbre y eleva la tasa de retorno que se exige para una inversión en la Argentina. A esto se agrega que nuestro costo de producción es aún 25% superior al de las mejoras zonas de los Estados Unidos”, señal+o.

“El problema sigue siendo el riesgo país”, disparó Arriazu.

“Cuando uno mira la historia argentina, es claro que la inestabilidad de las reglas de juego han hecho que un país con recursos energéticos haya sido deficitario en 84 de los 111 años desde el descubrimiento del petróleo”, opinó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario