El gobierno turco dice que el intento de golpe de estado ha finalizado

El presidente turco, Recep Erdogan, retornó en horas de la madrugada a Estambul, donde fue recibido por una multitud en el Aeropuerto Ataturk.

Ankara Tras largas horas en las que no faltaron hechos de sangre que causaron 23 muertos y más de 200 heridos, y en las que Turquía y el mundo estuvieron en vilo por una intentona golpista que el gobierno da por fracasada, el presidente del país, el islamista Recep Tayyip Erdogan, llegó en un vuelo al aeropuerto Atatürk de Estambul.

Poco antes de la llegada del presidente turco al aeropuerto de la ciudad donde inició su gran carrera política como eficaz alcalde y donde grandes manifestaciones enfrentaron a los golpistas, el portavoz de la presidencia, Ibrahim Kalin, anunció el restablecimiento del orden constitucional y de la cadena de mandos.

Las televisiones turcas mostraron el avión del jefe de Estado aterrizando en la pista del citado aeropuerto internacional, el mayor de Turquía, aún cuando todavía no dejaban de circular rumores acerca de aviones en vuelo sobre el área de exclusión que el gobierno constitucional ha decretado.

Al momento en que se inició el movimiento destituyente, Erdogan estaba de vacaciones en la localidad turística de Bodrum, al sur de Turquía.

"Estamos reasumiendo rápidamente el control de toda la situación", afirmó también el primer ministro, Binali Yildirim, tras anunciar que varios golpistas habían sido detenidos.

Pese al estado de sitio declarado por los golpistas, cientos de personas se volcaron a las calles, según imágenes difundidas en Twitter, aunque inicialmente no quedó completamente claro si salían a celebrar el levantamiento o respondían al pedido del presidente Erdogan de defender el orden constitucional.

Hubo manifestaciones en Estambul, Izmir y Ankara, donde posteriormente se supo que el saldo final había sido de 23 muertos (seis civiles y diecisiete policías) y más de 200 heridos. Pero las manifestaciones en rebeldía contra el intento de golpe fueron debilitando a sus autores.

El aeropuerto de Atatürk en Estambul, el mayor de Turquía y el tercero mayor de Europa, estuvo paralizado a consecuencia de la intentona golpista de esta noche, pero entretanto los militares que lo habían ocupado se retiraron y miles de manifestantes contrarios a los golpistas entraron en el edificio. También de la televisión turca TRT se retiraron los soldados.

No obstante, un grupo de soldados golpistas ocuparon la emisora de noticias CNNTürk a las 03.40 hora local (21.30 hora argentina) y cortaron su emisión por media hora.

Cerca de las 4:00 de la mañana (22:00 hora argentina), Erdogan improvisó una conferencia de prensa en el aeropuerto de Estambul, aunque aún circulaban noticias cruzadas sobre aviones que alzaban el vuelo en la base de Eskisehir.

En la rueda de prensa, Erdogan acusó a su rival y ex socio político Fethulah Gulen, quien reside en Pennsylvania, de darle órdenes a los golpistas, que son una "minoría dentro del ejército" y se mostró convencido de que iba a controlar la situación en breve.

"Bombardearon el lugar donde me encontraba poco después de que me hubiera ido. No pensaron que haría todo el viaje a Estambul", aseguró, según informaban diversos medios turcos y la BBC.

Tras calificar la intentona de "regalo de Dios" que le permitirá limpiar las Fuerzas Armadas, levantó la rueda de prensa mientras algunos periodistas informaban en sus cuentas Twitter que aún no se había restablecido la tranquilidad en el espacio aéreo en torno al aeropuerto.

La intentona comenzó cuando una fracción del ejército de Turquía aseguró en un comunicado de prensa que se había hecho con el poder en todo el país, alegando el carácter antidemocrático del gobierno de Erdogan.

Poco después el comando de los golpistas declaró la ley marcial luego de haber tomado algunos edificios como el palacio presidencial, el canal de televisión público TRT y el aeropuerto internacional Atartuk en Estambul.

Erdogan, que estaba de vacaciones , afirmó que él seguía siendo el jefe del Estado Mayor Conjunto y llamó a los ciudadanos a salir a las calles a defender la democracia, en declaraciones por la red social Facetime transmitidas por el canal de televisión privado CNN Turk.

Entretanto, un consejo de "Paz en la Nación" hizo transmitir un mensaje por la TRT en el que afirmaba que "el Ejército se hizo cargo totalmente (del país) para restaurar la democracia" y se comprometía a mantener los compromisos internacionales.

Aviones militares y tanques invadieron la capital despertando la atención de los habitantes y turistas, mientras grupos de soldados tomaban los aeropuertos internacionales de Ankara y Estambul, que cancelaron todos los vuelos. Además, los accesos a las principales ciudades, entre ellos los puentes que cruzan el Bósforo, en Estambul, fueron cerrados.

Una ONG indicó que las redes sociales habían sido bloqueadas y los teléfonos e Internet funcionan de manera intermitente.

Según la emisora CNNTürk, en el Hospital Haydarpasa Numune, situado en el lado asiático de la ciudad, se contabilizaron al menos seis fallecidos y unos cien heridos.

Los medios turcos informaron que militares rebeldes dispararon contra la multitud que protestaba contra el levantamiento y trataba de cruzar uno de los puentes que unen la parte asiática de la ciudad con la europea, y que había sido tomado por los golpistas.

Además, los rebeldes bombardearon el parlamento, en Ankara, donde hubo al menos doce heridos, dos graves. También en Ankara murieron 17 agentes de policías en una explosión en la sede de la fuerzas especiales del cuerpo.

Además, la emisora pública TRT aseguraba -poco después del aterrizaje de Erdogan- que cinco militares golpistas que participaron en la ocupación de su sede fueron neutralizados por un grupo de civiles, según difundió la agencia de noticias EFE.

A medida que se desarrollaban los acontecimientos, crecía el repudio internacional al golpe, que abarcó desde el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, hasta algunos de los países que más han confrontado últimamente con Washington, como Rusia e Irán.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído