El más humilde del Mercado

A la Selección de las megaestrellas mundiales la salvó su jugador de más bajo perfil. A uno de los combinados más ricos del mundo lo rescató el jueves su futbolista más humilde (o uno de ellos). Gabriel Mercado es, comparado con la fama y las gordas billeteras de sus ilustres compañeros, casi un héroe anónimo de la Albiceleste, sin desconocer su exitoso presente y el grado de popularidad que alcanzó aquí en River. Con una destacada actuación, gol decisivo incluido ante Chile, el oriundo de Puerto Madryn demostró que no se necesita jugar en Europa, ni ganar fortunas en euros, ni que el presidente de la gran potencia mundial pretenda conocerlo para dar la talla en el representativo nacional.

Rodeado de estrellas mundiales, el defensor patagónico es, con bajo perfil, clave en la Selección.

El debate "Agüero o Higuaín", la vuelta de Messi y la ausencia de Dybala fueron los temas que ocuparon la agenda periodística en la previa a un partido importante, en el que pocos imaginaban que el gran protagonista sería alguien del medio local, un obrero del fútbol, quien en sus inicios la pasó mal en la pensión de Racing, a miles de kilómetros de sus pagos. Pero no claudicó el muchachito del que algunos se burlan por su aspecto físico ("¿Puede pasar la revisión médica sin cogote", publicó un hincha de River en una página partidaria cuando arribó al Millo). Hoy tiene merecida recompensa, tanto en el conjunto millonario, donde ya se ganó el total reconocimiento, como en la Selección argentina, en la cual también se lo empieza a respetar y valorar. Había sido importante en la victoria ante Colombia a fin de año, que empezó a enderezar el rumbo y anteayer cumplió una labor casi consagratoria en Santiago de Chile. Así, una noche, el jugador más modesto de la Selección se transformó en Súper Mercado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído