El nuevo shopping entusiasma a los vecinos del oeste

Los clientes destacaron la llegada al barrio de los comercios más conocidos de la ciudad.

Neuquén.- En una mañana fría y gris, los clientes y curiosos se acercaron a conocer el nuevo shopping Del Oeste en su primer día de funcionamiento. Todos eran vecinos de la zona que se mostraron entusiasmados por la llegada al barrio de los locales más reconocidos del centro.

Los vecinos se mezclaban con los barrenderos y empleados de mantenimiento, que trabajaban con obstinación por ultimar hasta los detalles más mínimos en el frente de los negocios. El nuevo centro comercial le cambia la cara a una de las zonas más populosas y relegadas de Neuquén.

Del Oeste recibe a sus visitantes tras un portón enrejado que da lugar a un estacionamiento. Desde la calle se accede a una galería techada en donde se alinea el acceso a un grupo de negocios amplios, modernos y con grandes vidrieras.

Hasta ahora, apenas hay una zapatería, una farmacia, un drugstore y una casa de indumentaria deportiva, pero el espacio promete incorporar nuevas ofertas, como un local de electrodomésticos en la misma planta y varios negocios más en el primer piso. Gastón Ferracioli, el encargado del shopping, explicó que analizarán la demanda de los vecinos para saber qué tipo de comercios son los que la gente está buscando.

"Es bueno porque hay muchos barrios acá y no van a tener que tomar el colectivo para ir hasta el centro. Esta zona se está volviendo comercial". Georgina. Clienta del shopping

"Antes esto era puro monte, me alegra que estén tirando más para el oeste y que estemos más cerca de todo". Olga. Vecina del oeste

"Es muy bueno que haya una farmacia, que nos queda muy cómoda a los del barrio", relató Ángel mientras curioseaba las vidrieras con su esposa. El matrimonio suele ir seguido a los demás centros comerciales de la ciudad, sobre todo para satisfacer la afición de la mujer por las comidas rápidas. "Como en este shopping hacen horario de comercio, no creo que pongan comidas; si ponen algún local viviríamos acá", bromeó el hombre.

Olga salió del local de calzados con dos bolsas y se mostró entusiasmada con la presencia de un nuevo centro comercial en el oeste, donde vive la mayor parte de la población capitalina. "Es el negocio al que siempre iba en el centro. Ahora me queda más cerca y me ahorro el colectivo; los precios están iguales", señaló la mujer, que vive a apenas tres cuadras del paseo.

Los clientes destacaron la presencia de la farmacia, que les ahorra un traslado hasta la zona comercial de calle Belgrano, y la belleza de la infraestructura que revaloriza la zona. Entre la lista de deseos, se repitió el pedido de un cajero automático y una cafetería, para que el lugar sea también un punto de encuentro para los vecinos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído