El tango llora a su gran exponente, Horacio Salgán

El hombre que transformó el género y se destacó como pianista, arreglador, compositor y director de orquesta falleció ayer a los 100 años en el Sanatorio Güemes.

Buenos Aires (Télam)
Horacio Salgán, uno de los músicos argentinos que despertó mayor admiración en el mundo, falleció ayer a los 100 años en el Sanatorio Güemes de la Capital Federal, en un año cargado de homenajes a su figura por ser quien desarrolló el lenguaje del tango hasta alcanzar su expresión estética más depurada. Sus restos serán inhumados hoy en el panteón de Sadaic del cementerio de Chacarita.

Salgán nació en 1916 en Buenos Aires. Su padre, músico intuitivo, tocaba el piano y la guitarra y él comenzó a estudiar a los 6 años. De esta manera, se destacó como pianista, arreglador, compositor y director de orquesta.

“Fue el músico que más aportes técnicos le brindó al género del tango como, por ejemplo, el compromiso asumido en pos de una escritura musical correcta; su profundización en la orquestación; los aportes rítmicos en el desarrollo del acompañamiento tanguero; la ampliación de la base rítmica de la orquesta típica, sumando a esta formación la guitarra y el clarinete bajo; el desarrollo de un pianismo característico y admirado por los mejores del mundo”, apuntó Agustín Guerrero, uno de los pianistas más respetados del tango contemporáneo.

En tanto, Andrés Linetzky, uno de los pocos alumnos que aceptó Salgán, hoy a cargo de su propia orquesta, afirmó: “Sólo escuchando su música uno puede sentirse influenciado e iluminado con ella”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído