En un mes tiraron 4700 toneladas de basura voluminosa

Cada vez más neuquinos se desprenden de artefactos de gran tamaño que ya no utilizan.

Neuquén.- Montañas gigantes de residuos voluminosos, que en total sumaron 4700 toneladas, fueron depositadas en el centro de transferencia que el Municipio habilitó hace un mes para que los vecinos se desprendan de todos los artefactos que no necesitan.

Según el parte de prensa de la Municipalidad, más de 1800 vecinos acudieron a este centro gratuito que funciona en José Rosa al 750 para deshacerse de residuos voluminosos, eléctricos y electrónicos.

Desde la subsecretaría de Limpieza Urbana se estimó que en este período se recibieron 4700 toneladas de desechos, el equivalente a 156 toneladas diarias.

A raíz de esta exitosa convocatoria, el responsable del área, Cristian Haspert, anticipó: “El intendente Horacio Quiroga nos encargó que empecemos a trabajar en un segundo centro de transferencia en el oeste de la ciudad”, frente a la delegación municipal ubicada en Godoy y Novella.

“De a poco se nota un cambio cultural, una mayor sensibilidad por parte de la gente sobre la importancia de proteger al ambiente y la salud”. Cristian Haspert. Subsecretario de Limpieza Urbana

Calculó que el nuevo punto de recepción comenzará a funcionar en un mes y medio, “para que el vecino que vive en ese sector de la ciudad no tenga que cruzar todo Neuquén para desprenderse de sus residuos”.

Desde que empezó a operar, en José Rosa al 750 se amplió la cantidad de cajuelas a siete de 20 metros cúbicos de capacidad para escombros, restos de poda y materiales de gran tamaño, y a cinco el número de contenedores de 5 metros cúbicos para los residuos electrónicos y eléctricos (RAEEs). Todos los días, por la mañana, se procede al vaciamiento y limpieza de los depósitos.

Un mes: Este centro comenzó a funcionar el 4 de julio en José Rosa casi esquina Ricchieri.

El servicio es gratuito, y lo único que no recibe es basura domiciliaria porque de eso se ocupa la empresa Cliba, contratada por el municipio, que presta el servicio en todos los barrios con una frecuencia de seis días a la semana.

“El primer día tuvimos la visita de 45 vehículos y a partir de entonces ha ido en aumento, duplicándose prácticamente los fines de semana cuando es habitual ver autos haciendo fila, y esto tiene que ver con las campañas de concientización que se hacen desde el municipio”, dijo Haspert.

Por la mañana, los camiones de Cliba retiran los desechos ya clasificados del lugar hasta el Complejo Ambiental que opera en la meseta y reemplazan las cajuelas por otras vacías y limpias. A poco de empezar a funcionar se incorporó una máquina chipeadora y trituradora de ramas de poda.

Siguen los cruces con la Provincia por los residuos

El secretario de Gobierno y Coordinación, Marcelo Bermúdez, salió al cruce de las autoridades provinciales con respecto a la creación de un centro de acopio de basura paralelo al que ya tiene el Municipio.

“No puede haber disputa porque si comparamos, el Municipio tiene en marcha un complejo cmbiental con importantes inversiones y la Provincia no tiene nada”, aseguró el funcionario.

“Que nos digan dónde está el centro de tratamiento de la provincia y vamos a verlo. Dicen que están trabajando hace 30 años en el proyecto GIRSU, pero se han gastado recursos solamente en consultorías”, dijo Bermúdez.

Explicó que la ciudad tiene un complejo funcionando, con una proyección a 20 años y que “es el punto de partida para solucionar el problema regional del tratamiento de residuos”.

Por su parte, el secretario de Economía, José Luis Artaza -de quien depende la subsecretaría de Servicios Concesionados-, negó que en el centro de disposición trabajen 300 personas como se informó desde el gobierno provincial.

“Eso es hablar desde el desconocimiento. El trabajo que se hizo con la universidad determinó que en el complejo trabajan de manera informal 106 personas”, detalló.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído