El conjunto que dirige Víctor Zwenger necesita sumar su segunda victoria en la temporada para abandonar de una vez por todas el fondo de la tabla. Penúltimo en las posiciones, el presente estadístico del equipo es preocupante, más allá de las mejoras colectivas que el cuerpo técnico y jugadores dicen percibir. No hay tiempo, el mal arranque condicionó a un ciclo que ya tambaleó fuerte en la previa a Ferro de Pico, cuando el DT echó mano a los cambios, sentó a Diego Romero y Gabriel Chironi para apostar a la necesaria vuelta de Germán Weiner y la positiva aparición del juvenil Ulises Romero.

Por esos mismos apostará estará esta noche, a pesar de la caída en Puerto Madryn, convencido de que es el camino para encontrar el gol y escalar en la clasificación, donde en este momento está a cinco puntos de la cuarta plaza que clasifica a la ronda campeonato, el principal objetivo.

La relación con la gente, rota

Los malos resultados han roto la relación con el hincha de Cipo. El clima en la última presentación en La Visera fue desolador en las tribunas y no hay indicios de que vaya a cambiar para esta noche. De todos modos, más que nunca el Albinegro necesita de todos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído