Fantástico

Miss Peregrine y los niños peculiares llega hoy a las salas de todo el país.

Neuquén
Tim Burton dejó atrás su faceta realista para volver a su viejo amor: escenarios excéntricos, fantasiosos y mágicos, los que han caracterizado prácticamente toda su carrera filmográfica. Efectivamente eso es lo que se verá en su última película, Miss Peregrine y los niños peculiares, que hoy se estrena en diferentes salas del país.

Basada en el exitosa novela homónima de Ransom Riggs, la cinta es protagonizada por el británico Asa Butterfield, la francesa Eva Green y la estrella hollywoodense Samuel L. Jackson.

Taquillera Durante su primer fin de semana en EE.UU. recaudó más de u$s 28,5 millones.

La trama gira en torno a Jake (Butterfield, recordado también por su rol en El niño con el pijama de rayas), un adolescente solitario que tras encontrar a su abuelo misteriosa y violentamente asesinado, comienza a seguir pistas dejadas por él hacia un orfanato abandonado en Gales. Ese lugar oculta un gran misterio: escondidos en una realidad paralela, congelada en 1943, vive un grupo de niños y jóvenes con diversas habilidades sobrehumanas, que son cuidados por Miss Peregrine (Green, quien personificó a Artemisia I de Caria en 300: El nacimiento de un imperio), una mujer perteneciente a una raza capaz de controlar el tiempo. Allí los mantienen ocultos del mundo real y de un grupo de otros “peculiares” que los busca para asesinarlos liderados Mr. Barron (Jackson).

Su esencia
Como en El joven manos de tijeras (1990), Beetlejuice (1988) y El gran pez (2003), Burton logra montar un mundo de fantasía convincente y “realista”. Esto transporta nuevamente al director a sus orígenes, luego de que en los últimos cinco años se alejara por completo de este tipo de escenarios. Por ejemplo, en 2014, apostó por la narración de un caso real con Ojos grandes, donde expuso el conflicto que atravesó la artista Margaret Keane con su esposo, quien se atribuía la autoría de sus obras. Antes de aquel proyecto se lanzó con la adaptación cinematográfica de la serie Sombras tenebrosas, con pésimas críticas e insatisfactorios resultados comerciales.

Afortunadamente para Burton, el público norteamericano festejó su regreso, y durante el primer fin de semana en cartelera la cinta se posicionó como la más vista, recaudando aproximadamente 28,5 millones de dólares.

Un factor primordial en el buen resultado de la cinta es el guión de la británica Jane Goldman (X-Men primera generación, Kick Ass y Kingsman: el servicio secreto). La escritora modificó varios elementos del libro para agilizar el relato, logrando un resultado mucho más atractivo para la pantalla grande, sobre todo hacia el tramo final.

Nada de ego
Cameo por bajo presupuesto

El director hizo una pequeña aparición en el film y en una entrevista reveló el porqué, que esta muy lejos del egocentrismo: “No teníamos dinero, no teníamos equipo, no teníamos permisos, por lo que sólo quedábamos unos pocos para un par de cosas. Nos expulsaron un par de veces del muelle. No era cuestión de vanidad, era una cuestión de necesidad”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído