Final al Rojo vivo en la cancha del Deportivo Empate

Esta vez fue Independiente el que llegó al 1 a 1 en el cierre. Quinta igualdad al hilo. Hubo tumultos.

Neuquén.- De la bronca por el empate de Roca en una de las últimas del viernes por la noche, al desahogo por llegar a la igualdad casi en el final, 1 a 1, frente a Ferro de General Pico. Esta vez, fue el Rojo el que festejó sobre la hora aunque el punto no le permite cortar con la interminable racha de igualdades del equipo capitalino. Ya son cinco al hilo: Cipo (0-0), Villa Mitre y Alvarado (ambos 2 a 2), Roca (1-1) y Ferro de Pico (1-1) y seis sin perder.

Lo bueno es que nadie lo supera al equipo de Diego Trotta, ni en el resultado ni en el juego. Lo malo es que tampoco gana: aquel 1 a 0 también en el epílogo, con el gol de Hernán Azaguate, queda bastante lejano. Y otra vez el ex Centenario fue el autor de una valiosa conquista, de penal.

Te puede interesar...

Final caliente

En el cierre se produjo un tumulto entre los jugadores de ambos equipos y tuvo que intervenir la policía para separar (se vio a un uniformado revolear al arquero suplente Ceferini Arregui).

El clima tenso siguió en la zona de vestuarios, donde la visita increpó al árbitro Sergio Testa por la sanción de la pena máxima.

"Hoy (por ayer) sólo servía ganar, por eso la bronca más allá del empate sobre la hora, por dejar escapar estos puntos”, dijo César Medina, el defensor del Rojo hizo una autocrítica

Empate justo

Independiente justificó el empate. Ferro estuvo cerca de ganarlo pero no lo merecía, más allá de que a los 40 del primer tiempo entre Pontet y la defensa evitaron el 2 a 0 del Pulpito González (ex San Lorenzo) primero y de Daniel González luego.

El Verde se encontró con la ventaja en el inicio, por intermedio de Federico Vasilchik, lo que obligó al Rojo a remarla todo el partido.

A los 30 del primer tiempo, Humeler se la sacó a Jeldres, tras buena combinación de Berra con Klusener. Y luego, este último molestó sin querer al gran capitán que ya se relamía, en otro buen intento.

En el segundo tiempo el partido se hizo más chato, porque a Independiente le faltaba claridad y Ferro se conformaba.

Hasta que llegó la jugada de la polémica. Un centro más que cayó al área, Jeldres que fue al piso por el contacto de un rival y el árbitro que no dudó en señalar el punto penal. Azaguate lo cambió por gol y así Independiente sumó un punto que a la larga puede resultar vital para mantener la categoría, aunque ya es hora de que empiece a ganar (consiguió una sola victoria este torneo). Sabe el Rojo que sumando de a tres incluso no es descabellado pensar en la clasificación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído