"Nos sorprendió mucho hallar este objeto tan lejos de su estrella", comentó Simon Murphy, de la facultad de Astronomía y Astrofísica de la Universidad Nacional Australiana.

El planeta supera 12 veces la masa de Júpiter y su órbita es 140 veces más amplia que la de Plutón.

Si orbitara en el Sistema Solar, se situaría mucho más allá de sus límites.

Murphy cree que este planeta gigante no ha podido formarse de la misma manera que los que habitan nuestro sistema, a partir de un gran disco de polvo y gas.

"Podemos especular que un filamento de gas los empujó a los dos juntos en la misma dirección", comentó, y agregó que ambos objetos no hubieran podido convivir en un ambiente muy denso.

"Están tan frágilmente unidos que cualquier estrella cercana hubiera perturbado su órbita completamente", profundizó sobre el hallazgo, hecho en conjunto con la NASA.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído