Ingresos: Neuquén hace caja por el dólar y el crudo

Un alivio para las cuentas públicas. La provincia recauda más de lo que esperaba el Gobierno por la fuerte suba del precio internacional del petróleo y la devaluación.

Por Javier Polvani

Devaluación y alza del precio del petróleo. La combinación del movimiento de estas dos variables de la economía ajenas al manejo de la administración provincial movieron la estantería de las cuentas públicas neuquinas. El gobierno de Omar Gutiérrez celebra, pero no sin agitar la botella de champán. Sabe que los números fríos favorecen a la caja propia, que es sensible a los movimientos de los precios del dólar y los hidrocarburos. Cuando las dos variables se conjugan en alza, las regalías le empiezan a ganar espacio en la torta de ingresos totales a la recaudación provincial y la coparticipación, que son las tres fuentes que nutren la caja provincial.

El ministro de Economía del gabinete de Gutiérrez, Norberto Bruno, saca cuentas con una sonrisa dibujada en el rostro. Planificó un ejercicio económico en base a un precio promedio del dólar a 19,30 pesos por unidad y una cotización del barril de petróleo a 55 dólares. Las dos variables escalaron notablemente respecto de las previsiones. Ambas definen los ingresos por regalías, que se liquidan en pesos luego de traducir a la moneda nacional el precio del petróleo producido en la provincia que cotiza en dólares. La variación del volumen de producción es la tercera cuestión a tener en cuenta. En épocas de estabilidad cambiaria y del mercado mundial del crudo, es la producción la única variable a considerar para estimar los recursos, pero en épocas de volatilidad del dólar y de la cotización del crudo, la cantidad de petróleo que se extrae pierde peso en la torta de variables que definen los ingresos públicos devenidos de la principal actividad económica de Neuquén.

El dólar en ascenso

El precio de la moneda estadounidense se estabilizó entre 24 y 25 pesos por unidad después de la furiosa corrida cambiaria que empujó al gobierno nacional a regresar al Fondo Monetario Internacional por un salvavidas financiero para restablecer un mínimo de confianza que evite un colapso de las reservas del Banco Central.

No obstante, las consultoras que trabajan con las empresas de la City no le ven gran futuro al freno del alza de la moneda estadounidense en las pizarras de los bancos argentinos.

La media de las expectativas de los analistas consultados para la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista indica que en diciembre un dólar cotizará a 27,25 pesos. Esto es un 41 por ciento por encima de la cotización promedio contemplada en el presupuesto de la provincia para este año.

La volatilidad del tipo de cambio obliga a una pulseada política en las sombras del poder. ¿A cuánto cotiza el dólar a los fines de la liquidación de regalías? Si bien hay pautas establecidas, el número fino de esa discusión se termina de resolver en una negociación con la Nación. Como sea, con una devaluación de la magnitud de la que se espera hasta fin de año, no puede no mejorar la cuenta de ingresos a la provincia.

El crudo en alza, sin techo

Si el dólar se disparó más allá de las expectativas presupuestadas por Bruno y Gutiérrez, el precio del petróleo rompió todos los pronósticos, no sólo los conservadores expuestos por las autoridades neuquinas en la pauta general de ingresos y gastos. El petróleo Brent, que es la referencia para el crudo argentino desde hace tres años, cotiza a alrededor de 80 dólares, contra los 50 dólares que valía el barril cuando se proyectaban los ingresos públicos neuquinos para este año.

Bruno estimó que por cada dólar que aumenta el precio del crudo crecen los ingresos provinciales en 85 millones de pesos si se mantiene estable el volumen de producción de petróleo. Claro que con el tremendo incremento de los precios del crudo, las compañías hidrocarburíferas desplegadas en territorio neuquino tienen motivos de sobra para exprimir al máximo su capacidad de producción, aunque deben pagar costos más altos por la aceleración. Y otra vez la provincia vería incrementados sus ingresos respecto de las expectativas que tenía el Gobierno cuando hizo el presupuesto.

Variables clave a favor. La economía responde al dólar y al petróleo.

La otra cara

La suba de los precios del dólar y el petróleo tiene también sus contras para la administración provincial. La principal es la incidencia en el crecimiento de la deuda pública, que en buena parte está dolarizada. Gutiérrez ha explicado en reiteradas oportunidades que la provincia se ve beneficiada por la suba del dólar debido a que sus ingresos (por regalías e Ingresos Brutos) y sus egresos están atados a la moneda estadounidense en una relación de dos por uno.

Uno de los temas prioritarios en la agenda del ministro Bruno desde que asumió la cartera económica, según lo ha manifestado, es cambiar la orientación de la deuda provincial de dólares a pesos. Mientras tanto, las autoridades provinciales aseguran que la incidencia negativa de la devaluación en la deuda es menor que la positiva sobre los ingresos que están atados a la moneda extranjera.

Otro flanco que se abre con las subas del dólar y el petróleo al mismo tiempo es el incremento del precio de los combustibles, que impacta de lleno en los costos de la economía y al final termina presionando para que suba la inflación. Por ahora, en este aspecto tienen un respiro porque la Nación acordó con las petroleras congelar los precios en los surtidores por dos meses.

El precio le da otra oportunidad al crudo neuquino

El presente de la cotización del petróleo le abre otra oportunidad a la producción en Vaca Muerta. Los proyectos para la extracción de crudo no convencional en la formación neuquina se desinflaron cuando los precios del producto a nivel mundial se desplomaron de 100 dólares a menos de 40. En el boom de la cotización del crudo, el gobierno kirchnerista decidió impulsar el desarrollo a gran escala de Vaca Muerta. En plena crisis del precio mundial, el gobierno de Mauricio Macri enfocó sus objetivos a la promoción de la producción de gas. De hecho, la principal inversión en la formación neuquina en los últimos dos años y medio está a cargo de Tecpetrol, la petrolera de Techint, que se focalizó en la producción de gas natural en el área Fortín de Piedra. En adelante, de mantenerse el precio alto del crudo en el mundo, se espera una nueva primavera para el petróleo.

Maduro, Trump y Maduro, Trump y la crisis con Irán

Si bien determinan en buena medida la salud de la economía neuquina, los vaivenes del precio del petróleo escapan a la muñeca de la conducción política de la provincia. Incluso, nada puede hacer el gobierno nacional para torcer el destino de la cotización del crudo.

Para que en el presente esté a 80 dólares la cotización del petróleo Brent, con el que se referencia la producción nacional en materia de precios, influyó una serie de causas globales. La decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleos (OPEP) y Rusia de restringir la producción propia fue una de las causales para que remontara el precio del crudo. Al mismo tiempo que se ejecutaba el acuerdo entre la OPEP y Rusia, se produjo un incremento en la demanda de petróleo en los mercados mundiales. Y el crecimiento de la producción no convencional de Estados Unidos, líder global en este rubro de la industria, no alcanzó para frenar la corrida de la cotización del barril en los mercados más fuertes del planeta.

A estas causas se sumó la merma del aporte de Venezuela a los mercados, como consecuencia de la crisis política que se vive en el país caribeño. El gobierno de Nicolás Maduro no logró dejar la industria petrolera al margen de la coyuntura que lo afecta.

Asimismo, la ruptura de Donald Trump con Irán afectó la producción en Medio Oriente. En adelante, se especula que el presidente de Estados Unidos pueda operar sobre Arabia Saudita para aumentar la oferta y frenar los precios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído