La mejor miel de la provincia se hace en Aluminé

La Asociación de Apicultores obtuvo el primer lugar en una exposición.

Sofía Sandoval

ssandoval@lmneuquen.com.ar

Haber obtenido el primer puesto en la última edición de la Expo Alumiel fue un incentivo más para los catorce miembros de la Asociación de Apicultores de Aluminé, que se agruparon en 2015 con el objetivo de tener un salón para extraer su producto y hoy ya sueñan con sumar más valor agregado y posicionar su etiqueta como un sello de calidad y pura neuquinidad.

Guillermo Salazar, secretario de la asociación, explicó que el detonante para crear este grupo fue la falta de un espacio donde extraer la miel de las colmenas. Con agilidad, obtuvieron la personería jurídica y consiguieron el permiso para utilizar un salón en desuso de la Corporación Interestadual Pulmarí.

En sus dos años y medio de vida, la asociación ya obtuvo dos maquinarias para realizar el proceso de extracción de la miel, la habilitación de bromatología y el Senasa, y una etiqueta del Código Alimentario Argentina que también certifica su calidad a nivel sanitario.

En 2016 enviaron una muestra de la miel que extraen a la Expo Maciá, que se realiza en Entre Ríos y donde compiten apicultores de todo el Mercosur. Allí ganaron el primer puesto en miel color ámbar contra otros 140 productores. Eso motivó al municipio de Aluminé a crear la Expo Alumiel, donde el producto también fue reivindicado.

La Expo fue financiada por el Consejo Federal de Inversiones, a través del Copade.

En la última edición del evento, compitieron unos 9 productores de miel y el producto de la asociación fue elegido por la mayoría de los 900 participantes que degustaron el dulce alimento.

“Nuestro secreto es que no tenemos agroquímicos en la zona, es una flor inocua y natural”, explicó Salazar, quien aclaró que la agrupación comenzará los trámites para que se producto sea certificado como orgánico, algo que aún no fue posible por la falta de presentación de ciertos protocolos.

Este verano, la sala de extracción tuvo una cosecha de 54 mil kilos de miel, lo que triplicó la producción de los años anteriores. Aunque la mayor parte es entregada a los once apicultores que confiaron en la sala, la Asociación de Apicultores de Aluminé se queda con un 10 por ciento del producto para hacer frente a los gastos del salón.

Además de envasarlo y estamparlo con las distintivas etiquetas azules que identifican la calidad de Aluminé, la asociación ya proyecta la obtención de subproductos como polen y propóleo, que puede ser utilizado en jabones, licores y cremas.

Así, plantean sumar valor agregado a un alimento natural de la provincia. “No queremos venderlo a granel porque se pierde el producto y llega a todos lados como una miel cualquiera”, expresó Salazar

Aclaró que es posible encontrar las etiquetas azules en algunos comercios neuquinos o comprársela personalmente a los apicultores en Aluminé.

¿Cómo se realiza el proceso para extraer la miel?

Los apicultores llevan las alzas milenarias que sacan de las colmenas a la sala de extracción para obtener el producto.

Con una máquina, se sacan los opérculos que sellan cada celda del alza y se utiliza un extractor que gira como una centrifugadora, con capacidad para 40 u 80 cuadros.

La miel decanta en una batea, se bombea a un silo y, tras una segunda decantación, llega sin residuos a los tambores de 300 kilos que se llevan los productores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído