Las mamás que salvan la vida de los hijos de otras

64 mujeres neuquinas donan su leche para bebés en riesgo.

Pablo Montanaro

montanarop@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Como las antiguas nodrizas, 64 mamás neuquinas han decidido donar su leche al Banco de Leche Humana (BLH) que funciona desde junio del año pasado en el Hospital Cutral Co-Plaza Huincul para ser destinada a bebés prematuros, con intervenciones quirúrgicas, cardiopatías congénitas o que tienen madres con problemas de salud.

Con afecto, solidaridad y mucho amor, estas mujeres se acercan hasta los centros de lactancia materna de hospitales y clínicas para extraerse a través de bombas mecánicas el nutritivo líquido que posteriormente es analizado, pasteurizado, almacenado y distribuido.

Te puede interesar...

Además del de Cutral Co, reciben la donación de leche humana bajo prescripción médica-nutricional los hospitales Castro Rendón y Heller, y las clínicas privadas San Lucas y Pasteur. Pero no todas las madres en período de lactancia se desplazan hasta los centros de salud sino también hay casos que la extracción se realiza en el propio domicilio con el acompañamiento de los equipos de salud.

El pasado 2 de enero, el Heller recibió por primera vez leche humana pasteurizada del banco para un bebé que no podía ser amamantado por su madre y se encontraba bajo tratamiento farmacológico.

Precisamente en este hospital, dos profesionales de la salud que trabajan allí, se sumaron a ofrecer la preciada sustancia que será destinada a bebés que jamás conocerán.

A Carolina Rey Mac Williams, su condición de médica pediatra la conecta desde hace cuatro años con la difícil realidad que atraviesan los bebés nacidos prematuros o que no pueden ser amamantados por sus madres. Además de atender a esos pequeños pacientes, dos o tres veces al día Carolina se extrae leche en su trabajo para donarla al Banco de Leche de la provincia.

“La leche materna es el mejor alimento que pueden recibir los bebés y donarla me pareció que es una buena iniciativa y un gesto solidario que puede ayudarlos a crecer sanos”, explica la pediatra y madre de María Isabel, de 6 meses. Cuenta que empezó a donar desde hace tres meses.

Cuando supo de la existencia del banco, Jesica Rivera, quien trabaja como mucama en el Heller, no dudó en extraerse leche para donarla. “Tengo una nena de 9 meses que ya come, entonces consideré que era justo extraerme todos los días leche en el centro de lactancia del hospital porque hay muchos bebés que la necesitan y madres que no pueden amamantar a sus hijos con lo que eso significa para una mujer”, explica la joven de 23 años. “Soy feliz en hacer esta donación para estos bebés”, precisa con una sonrisa, y destaca la posibilidad de contar con un sector acondicionado para tal fin.

Para la pediatra y jefa del Banco de Leche Humana de la provincia, Alejandra Buiarevich, estas madres donantes de leche además de alimentar y criar sanos a sus hijos, “están salvando la vida de sus otros hijos que la necesitan”.

Sobre la importancia de contar con el banco en la provincia, la especialista consideró que “se va tomando conciencia de la importancia de poder alimentar a nuestros hijos con la mejor leche de nuestra propia especie”.

6 a 9: litros de leche materna se entregan por semana a hospitales y clínicas.

Es el sexto banco de leche del país

El de Cutral Co-Plaza Huincul es el sexto banco de leche humana (BLH) que funciona en el país, los otros están en hospitales de Buenos Aires, La Plata, Chaco, Córdoba y Mendoza.

En agosto de 2012 fue sancionada la Ley 2824 de creación de BLH en los establecimientos asistenciales de la provincia. A partir de ese año se comenzó a capacitar a enfermeros, nutricionistas, médicos, bioquímicos e integrantes del Comité de Lactancia del Hospital de Cutral Co para conformar el equipo de salud.

Un proceso que se inicia de manera generosa y solidaria

“Los bebés prematuros son los primeros en la entrega de leche humana pasteurizada, porque es el primer derecho vulnerable que ellos tienen”, explica Alejandra Buiarevich, pediatra y jefa del Banco de Leche Humana del Neuquén, que funciona en el Hospital Cutral Co-Plaza Huincul.

Agrega que después les siguen los niños con intervenciones quirúrgicas, inmunodeficiencia, cardiopatías congénitas, hijos de madre VIH positivo y aquellos que tienen madres con problemas de salud. “En todos los casos debe haber una prescripción médica que indique que la alimentación adecuada es la leche humana pasteurizada o leche del banco”, señala.

Las mamás donantes entregan el excedente de leche de manera voluntaria, siempre y cuando hayan logrado consolidar el amamantamiento de su propio hijo.

Las donaciones al BLH comenzaron a mediados de junio de 2016 y el 2 de agosto de ese año se realizó el primer proceso de donación de leche humana en el banco que cumple con un protocolo de actuación que garantiza los estándares de calidad.

Buiarevich describe: “Los días lunes retiramos la leche por los centros de lactancia, al día siguiente se la pasteuriza, los viernes recolectamos todas las prescripciones médicas nutricionales y el lunes se distribuye en los hospitales y clínicas privadas”.

Una vez pasteurizada, la leche puede conservarse durante seis meses.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído