Las obras en Doctor Ramón, un verdadero trauma para vecinos y automovilistas

Neuquén
Tres pilas de ruedas encimadas, pintadas de rojo y blanco gastado, ofician de señalización para los automovilistas y dividen las manos de la calle Doctor Ramón a la altura del colegio Lincoln. Para automovilistas, vecinos del barrio y padres del establecimiento educativo, la nueva obra vial que permanece hace meses sobre Doctor Ramón es un trastorno constante.

Los autos que circulan en sentido sur sobre la calle Los Aromos no tienen otra opción que girar a la derecha e ir hacia el oeste, pero lo harán siempre sabiendo de antemano que doblar para el centro no está permitido o mientras la luz del día permita ver el pequeño cartel alertando sobre la maniobra prohibida.

Los vecinos de la zona advierten que desde el Municipio no se brinda información de la obra y es nula la señalización que se necesita para circular sin ocasionar accidentes.

"Hay veces que hacés maniobras que no sabés si son legales. No hay señalización, la obra es un tremendo problema", se queja Fabio, un vecino que hace seis años vive sobre Los Aromos, llegando a la esquina de Doctor Ramón.

La indignación de los vecinos también se expresa por la acumulación de autos en la angosta calle, a la entrada y salida de los alumnos. "Tenemos que sacar los autos a las 7 porque después se llena de vehículos", agregó el vecino.

Para Darío, el tema de la obra es "traumático", aunque hace un tiempo que intenta acostumbrarse al cambio de circulación. "No hay información sobre la obra, nadie publica cuánto va a durar, cómo hay que maniobrar", concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído