Los abuelos tienen sus razas favoritas

Son perros simpáticos y de buen carácter que, además, los ayudan a hacer ejercicios diarios.

Un estudio hecho por Waltham, el famoso centro de nutrición para perros, con la colaboración de las universidades de Lincoln y de Glasgow, reveló que la presencia de canes en las casas de los ancianos les da a estos mayores probabilidades de alcanzar los niveles de actividad física recomendados por la Organización Mundial de la Salud. Paseos diarios y actividades relacionadas con la mascota pueden ser la clave para una vida saludable de los abuelos.

“Salir con los perros a pasear ayuda a socializarse, ya que es una actividad que permite relacionarse con otras personas, consiguiendo compañía no sólo dentro de casa sino también afuera”, aseguró el informe.

Y del mismo modo que hay razas ideales para niños, también las hay para los adultos mayores. Una es el caniche, perro clásico para la tercera edad. Por los parques y plazas es posible observar que se trata de una de las razas preferidas. Su gracia, inteligencia y tranquilidad hogareña lo destacan como una de las razas más propicias para un hogar sin niños.

“De hecho, fue utilizada en el circo para hacer espectáculos de agilidad y equilibrio por su inteligencia y fuerza física, que le permite bailar y mantener el equilibrio sobre dos patas durante mucho tiempo”, asegura Manuel Lázaro, del Colegio de Veterinarios de Madrid.

También están los chihuahuas, pequeños y de buen carácter, algo que resulta clave en una edad en la que la mayoría de las responsabilidades están resueltas; el yorkshire terrier, cuya principal característica es la compañía y la protección hogareña; y el carlino (o pug), representante de una raza súper simpática que se hizo famosa por la película Hombres de negro, que hizo que muchos que hasta ese momento desconocían su personalidad la incorporaran al hogar. Su característica no pasa por las grandes caminatas -menos en épocas de calor- porque no respiran muy bien y se cansan rápido, pero les gusta salir a la calle y jugar.

Como pide la OMS: Estas mascotas hacen que sus dueños alcancen niveles de exigencia física saludables.

Regalarles perros pequeños y de 6 meses

Por Sergio Gómez (veterinario)

A la hora de elegir un perro como mascota, tenés que tener en cuenta que un cachorro necesita mucha atención, ya que desde los 45 días hasta los cuatro meses de edad hay que llevarlo cada 15 o 20 días al veterinario y debés cumplir con el plan de vacunación. Si le vas a regalar un cachorro a una persona mayor, no podés dejar de tener en cuenta que los perros de raza grande no son muy aconsejables porque son muy brutos con su cuerpo o con su cola, por lo que pueden llegar a empujar y hacer caer a su dueño, con el riesgo que eso significa en una persona de avanzada edad. A los adultos mayores no hay que darles un perro recién nacido. Si es un cachorro, que sea desde los seis meses de edad y de raza pequeña. Además, “el perro del abuelo” suele ser un objeto de juego para los nietos chicos: una raza de gran porte haría que esto también fuese una situación complicada, tanto para los adultos como para los niños.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído