Los autobronceantes, una opción para no sobreexponerse al sol

Las pistolas pulverizadoras, la novedad.

Desde el punto de vista estético, está claro que mantener un tono de piel caribeño es atractivo: da una apariencia más juvenil, resalta la sonrisa, camufla las estrías y estiliza la figura. El sol siempre fue la principal fuente para lograrlo, pero es un arma de doble filo: su radiación provoca envejecimiento prematuro y la sobreexposición genera cáncer en la piel. La solución para esta encrucijada es el autobronceante, que fue evolucionando desde hace años para evitar que la piel quede naranja, conseguir un tono parejo y facilitar su aplicación.

En el mercado actual, la mayoría de estos productos combinan dos activos: dihidroxiacetona (DHA), un derivado de la caña de azúcar, y eritrulosa. En conjunto generan que la piel adquiera color de manera progresiva, logrando un tono tostado. Por su parte, los formatos también innovaron: de la tradicional crema se pasó a presentaciones en spray y hasta hay centros profesionales que trabajan con pistolas pulverizadoras. Según indicó la dermatóloga Florencia Paniego, “las cremas dejan residuos y eso puede generar alguna oleosidad, por eso recomiendo productos que no tengan vehículos grasos o glicerol y sean oil-free, como el spray”. Si bien hay marcas que cuentan con autobronceantes hipoalergénicos y aptos para pieles sensibles, los especialistas recomiendan probar el producto en algún sector de la piel y ver cómo reacciona. Además, es importante observar que esté autorizado por la ANMAT.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído