Los colectivos arrancaron tarde por falta de gasoil

Hubo mucha bronca entre los usuarios. La empresa dijo que los camiones que la abastecen tuvieron demoras.

Sofía Sandoval
ssandoval@lmneuquen.com.ar


Neuquén
Eran las cinco de la mañana. El termómetro marcaba unos 10 grados y todavía era de noche pero, para muchos neuquinos, el día ya había comenzado y les esperaba un calvario de frío, llegadas tarde y hasta dos horas de espera por un colectivo que los trasladara. En ese momento apenas circulaban 26 coches de los 110 destinados para la ciudad.

El problema comenzó a la madrugada, con los primeros servicios, y recién se normalizó al mediodía, justo cuando varios cortes de calles complicaron el tránsito y agregaron un condimento más a una jornada que a muchos les impidió llegar a tiempo al trabajo.

Desde la empresa Autobuses Santa Fe señalaron que el inconveniente se dio por el retraso en la llegada de los camiones que los abastecen de gasoil. "Hubo un problema eléctrico en la planta distribuidora de Plaza Huincul y ayer a las 11 de la noche tuvimos que salir a las estaciones a comprar", aseguró Leandro Franco, el gerente de la firma.

Pero la falta de previsión de la empresa, que se quedó sin el gasoil que conserva en sus tanques, les complicó la vida a muchos neuquinos que dependen de los colectivos y que desde hace poco pagan un boleto más caro para trasladarse. Por eso, desde la Municipalidad anunciaron que ya labraron el acta de infracción y, si corresponde, fijarán una multa según las horas que estuvo el servicio interrumpido.

En las paradas del Parque Central, las caras de fastidio se repetían y muchos pasajeros se entretenían con el celular, al que atendían luego de soslayar una mirada hacia la calle, por donde tenía que aparecer el vehículo que los llevaría de vuelta a casa. Sus testimonios se reiteraban: 20 minutos, 30, una hora, dos. La espera parecía cada vez más larga.

Caos. Centenares de personas llegaron tarde a sus trabajos por la demora de los micros.

Como generalmente se llenan los tanques a las siete de la tarde, la carga a las 11 ya anunciaba un retraso que complicaría a los usuarios. Además, al gerente le costó encontrar una estación de servicio que les vendiera semejante cantidad: en un día, la ex Indalo consume 14 mil litros de combustible.

"A eso hay que sumarle el tema de los costos, ya que en las estaciones lo compramos un 300% más caro", señaló Franco. Sin embargo, hacia fin de mes la empresa siempre debe comprar combustible extra, ya que el cupo de 220 mil litros mensuales no le alcanza para funcionar.

Franco aseguró que desde el 2014 no pasaba un hecho similar, en que tenían que enviar un vehículo llamado chulengo para trasladar el combustible de las estaciones a la base de operaciones.

Si bien el retraso provocó muchas quejas de los usuarios, el gerente afirmó que desde las 9 de la mañana ya estaban los 110 coches en circulación.


INCONVENIENTES
Quiroga: "Pido disculpas a los usuarios"

El intendente Horacio Quiroga se refirió a la situación que vivieron los vecinos por las demoras del transporte y declaró que comprendía el malestar y se sumaba a su sentimiento de disgusto. "No voy a tolerar que pase otra vez", dijo.

Pechi pidió disculpas por las incomodidades y acusó a la empresa por el problema ya que, si bien fue culpa de los que proveen el combustible, denota "una falta de organización y logística muy grave".

Por su parte, el subsecretario de Transporte y Tránsito, Fernando Palladino, explicó que los inspectores ya labraron un acta al constatar que los colectivos no salían en horario de la base de operaciones. No descartó una posible multa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído