Los comercios del Bajo resisten el feriado para vender

La mayoría no cierra este fin de semana pese a que hay poca gente circulando.

NEUQUÉN
Ante la presencia de un feriado puente, los comerciantes neuquinos prefirieron no descansar y apostar al día libre para compensar las bajas ventas, que caen mes a mes. En el Bajo, la mayoría de los comercios estaban abiertos ayer y, cerca del mediodía, se incrementó el movimiento de clientes.

Algunos locales comerciales optaron por hacer promociones para tentar a los clientes.

“Acá es muy distinto del Alto, es mucho más masivo”, explicó Mariana, a cargo de un local de indumentaria en Olascoaga y Perito Moreno. Con promociones para los que llevaban dos o tres prendas, lograron captar varios clientes y tuvieron buenas ventas en el transcurso de la mañana.

Francisco, a cargo de una marroquinería en Avenida Olascoaga, explicó que el movimiento fue parecido al de un día normal de semana, con la diferencia de que empezó mucho más tarde. “Vamos a abrir los dos días, pero hoy les dimos el día libre a las empleadas para que descansen y vengan mañana, que esperamos más gente”, señaló.

“Acá abrieron casi todos, creo que sólo cerró la óptica, la farmacia y una zapatería”, indicó Carina, encargada de un local de ropa. Aunque no pasaron muchos compradores por su negocio, apostaron a llamar a las clientas fijas para que fueran a aprovechar descuentos del 20%. “Hay gente de Zapala, Cutral Co o la cordillera que siempre compra nuestra línea y les avisamos para que aprovechen el feriado y la liquidación”, detalló.

El ritmo ágil del centro durante el feriado no les trajo suerte a todos. Sobre calle Mitre, María Clara acomodaba los percheros con gesto de aburrimiento. “Esta mañana no entró casi nadie, esperemos que a la tarde repunte”, comentó, y agregó que los pocos que sí ingresaron fueron sólo a pasear y mirar precios.

En una zapatería cercana, Cecilia comentó que el cobro del sueldo y el aguinaldo no se notaban en su facturación. “Parece que fuera fin de mes”, aseguró. Para ella, la mayoría prefirió aprovechar los tres días para pasear o hacer compras en Chile. “Con los precios que tienen, no podemos competir”, indicó.

Mientras, en el Alto había más comercios cerrados, del otro lado de la vía trataron de ofrecer un día más de ofertas. “Antes se liquidaba a fin de temporada y ahora lo adelantamos para captar el aguinaldo”, confió Mariana. Los comercios ostentaban carteles con porcentajes y pizarrones con el logo de Ahora 12, métodos que eligieron para combatir la reducción del poder adquisitivo y mejorar al menos un poco su balance de ventas.

En su edición de ayer, LM Neuquén publicó detalles del difícil momento que atraviesa el sector comercial en la zona céntrica de la ciudad como consecuencia de la inflación y de un poder adquisitivo que no para de caer al compás de los aumentos de precios.

CIFRA
40% La caída de las ventas en los negocios de la ciudad.
La inflación exige a los propietarios de los comercios hacer malabares para seguir con su actividad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído