Mano dura con los mugrientos: piden multas de $70.000

Creen que es la única forma de mantener limpios los barrios. El proyecto será debatido en el Concejo.

Neuquén.- El Municipio será implacable con los vecinos mugrientos. Desde el Ejecutivo se envió un proyecto al Concejo Deliberante para aumentar todas las multas que tienen que ver con el arrojo de basura a los espacios públicos.

Los incrementos que se plantean son diez veces más altos que los montos actuales. En muchos casos, lo que antes era el máximo de la pena se convertirá en los mínimos; en otras infracciones la sanción económica superará 50 veces lo que se estila multar en la actualidad.

“Después de muchos operativos, de limpieza de microbasurales, colocación de contenedores, vemos que hay personas a las que realmente hay que tocarles el bolsillo porque no entienden de otra manera”, dijo el subsecretario de Limpieza Urbana, Cristian Haspert. Y agregó: “Era muy bajo, había quedado atrasado en el tiempo, le podía llegar a costar entre 500 y 600 pesos, más barato que alquilar un contenedor, que sale 1800 o 2000 pesos”.

“Es una forma de control. Y también es fundamental que los vecinos se puedan convertir en controladores de los que están arrojando basura”. Francisco Baggio.Concejal de UNE-Nqn Puede

“Una multa que duela al bolsillo va a ayudar, aunque no está bueno que esto sea el factor del cambio cultural”. Karina Montecinos. Concejal del ARI

De aprobarse en el recinto, lo mínimo que pagará una persona que tira basura a la calle será 10.500 pesos, y de ese monto hacia arriba los números pueden variar. Lo máximo llegará a 70 mil pesos, pero en este caso se suma la sanción por arrojar basura, si no también habrá una pena económica para el que se resista o falsee su identidad en medio de un operativo. Será en estos casos donde se aplicará el máximo, que será de 70 mil pesos.

Pese a las campañas que se realizaron, no hubo forma de cambiar la conducta de muchos vecinos.

Para todos

Como la desaprensión de muchos vecinos por los espacios públicos ocurre en cada esquina, la idea es que no sólo sea el Municipio el ojo en las calles, sino que también se solicitó ayuda a los vecinos para caer sobre los mugrientos.

“Una foto o un video nos sirve. Ni siquiera tienen que exponerse ellos. La mandan, después nosotros vamos al lugar, se hace un trabajo de investigación y se multa”, comentó Haspert, quien dijo que con el registro municipal de las patentes de autos o con catastro se puede determinar el nombre y apellido de las personas infractoras. Aclaró que si los vecinos denuncian, la comuna no los expondrá ante el infractor.

El funcionario explicó que el incremento de las sanciones será para todas las infracciones. Para el arrojo indebido de residuos sólidos domiciliarios, industriales, de construcción, animales muertos en espacios públicos, privados y cauces de agua; para los que desagotan piletas en la calle, los que arrojen aguas servidas, por el lavado indebido de veredas y hasta para el que tira un papel en la vía pública. Para todos habrá multas.

El proyecto, que recién llega al Concejo, tuvo una charla previa con los legisladores cuando el funcionario fue invitado a la comisión de Ecología y Medio Ambiente, y si bien la mayoría de los concejales consideran que además de la sanción es necesario una reeducación de los malos vecinos, si hay acuerdo en que aumentar las multas, puede ser un primer paso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído