"Mis padres ya quieren verme casada y con hijos"

Priscila Crivocapich.- Resurgir de las cenizas. La modelo y periodista deportiva, que nació y vivió sus primeros años en Neuquén, se concentra más que nunca en su carrera tras la dolorosa separación del ex basquetbolista Selem Safar.

Paula Bistagnino

Enviado Especial

Priscila Crivocapich, modelo de la agencia Multitalent y periodista deportiva, volvió a mostrar su mejor versión al mundo con un proyecto propio y, además, su vuelta a la pantalla de la televisión argentina. Es que ya quedó atrás el verano pasado, en el que lloró la ruptura de un romance de dos años y medio (convivencia incluida) con el basquetbolista de San Lorenzo Selem Safar (30).

En su peor momento producto del traumático desenlace amoroso, la morocha de 33 años, que nació y vivió sus primeros años en Neuquén casi por azar (es hija de un militar al que trasladaban permanentemente), bajó ocho kilos casi de golpe y no tenía ganas de hacer nada.

Neuquén es una provincia que adoro. Es muy especial para mí, a pesar de que viví muy poco tiempo allí”.

Ahora, mostrando un alentador pronóstico para ella misma, últimamente empezó a sentirse mejor, por lo que retomó el gimnasio y las clases de baile.

Buscando encontrarse nuevamente, dejó el barrio porteño de Caballito (donde está la cancha del equipo de su ex) y volvió a Palermo, su lugar elegido hace cinco años apenas retornó al país después de una larga temporada laboral en Europa y Estados Unidos; e inició un emprendimiento propio con su hermana: Alma Gitana, una marca de accesorios femeninos.

Para seguir agregándole condimentos a su vida, recientemente se sumó como panelista invitada a Confontados, el programa de debate que conducen Rodrigo Lussich y Carla Conte para Canal 9.

“De repente, de un día para el otro, estás un poquito mejor que ayer. Casi no te das cuenta y empezás a recuperarte. Cuando te separás pensás que es el fin del mundo y que la tristeza no se va a ir nunca más, pero pasa”, confesó sobre su presente, luego de atravesar un duro momento sentimental.

-Se habló mucho de tu pérdida de peso...

Sí, solemos opinar con mucha liviandad de la vida de los otros. Todo el mundo decía cualquier barbaridad y yo tampoco quería estar explicando lo que me había pasado: ‘estoy mal, estoy triste por esto’. Por eso también prefería no mostrarme. Está bueno guardarse un poco y refugiarse en una cuando estás así. Además, si no estás brillante, nada te sale bien.

-¿Empezar un proyecto propio te ayudó a salir de la tristeza?

Totalmente. Fue un gran empujón, aunque te digo que acepté porque mi hermana me insistió mucho. Ahora lo estamos disfrutando las dos un montón, porque es algo diferente a lo que hago en mi trabajo. Me despeja y me copa. Además, es espectacular que sea algo que depende enteramente de mí.

-¿En qué sentido lo decís?

Como modelo o conductora te llaman o no, no podés hacer demasiado. Y esto, en cambio, funciona si le ponés ganas y garra todos los días.

-¿Y tu corazón cómo está hoy?

Bien, estoy sola pero tranquila. La verdad es que tener una cita me cuesta horrores. Igual, siempre me fue difícil abrirme. Supongo que depende también de lo que te provoca la persona que aparece. Igual, a veces pienso que pasó un montón de tiempo y, en realidad, no es tanto. Una a veces se exige hacer el duelo rápido. Pero cuando te quieren presentar a alguien te das cuenta de que quizás no estás tan preparada, que no tenés ganas.

-Por suerte, en esta ciudad sobran los planes…

Sí, salgo mucho con mis amigas. A tomar algo o a bailar. Tengo ganas de estar en pareja, pero hasta que aparezca voy a disfrutar de otras cosas. A mis padres sí les pesa que esté sola, sé que ya quisieran verme casada y con hijos. Porque encima mis dos hermanas más chicas están casadas, una tiene dos nenas y la otra una beba. Es como que quedo yo. Igual, hoy en día tenés muchísimo más tiempo para ser mamá. Siempre creí, y así lo sostengo, que un hijo te une a una persona para siempre y me gustaría que sea con alguien con el que yo diga ‘quiero que él sea el padre de mis hijos’. Y todavía no me pasó.

-Recién me comentabas de la crueldad del público a la hora de dictar sentencias. Las chicanas y el juicio son parte del código del panelista...

Nosotros, en Confrontados, tratamos de tratar todo con mucho respeto. Y antes de hablar siempre pienso en cómo me sentiría yo si se estuviera hablando de mí y de no destruir a nadie, como suele pasar en algunos programas de chimentos como Intrusos.

-¿Te preparás o improvisás?

Un poco y un poco. Obviamente, este proyecto me exige estar más informada porque a veces sabés de qué se va a hablar un rato antes del vivo. Igual, siempre fui de leer el diario todos los días y mirar un poco los portales, sobre todo los de deportes y espectáculos.

-Por último, ¿tus próximos deseos compartidos en voz alta?

Que nos vaya bien con la marca y seguir en la tele, porque amo la conducción. Estoy muy cómoda con lo que estoy haciendo y me gustaría seguir creciendo como vengo haciéndolo hasta ahora. Empecé en Tendencia y seguí en Fashion TV y en Redes (por ESPN). Formar parte de proyectos muy diferentes entre sí está bueno porque te abre a nuevas posibilidades.

-¿Y en el amor?

Ante todo creo que si tiene que llegar, llegará. Cuando sea el momento. Y estoy enfocada en lo mío. Eso sí, no quiero ni un celoso ni un desconfiado. Quiero alguien que me respete, que sea caballero y me cuide. Que el otro quiera tu felicidad es clave para que el amor persista. Y eso no me venía pasando hasta ahora. A veces te encontrás con hombres que, por inseguridad, te tiran abajo. Que tu pareja te admire y te eleve es fundamental porque es lo que te permite creer. Y esa condición aplica en lo profesional también.

Los neuquinos quieren conquistarla

Priscila reveló que, dada su conocida soltería, muchos neuquinos le escriben por las redes para intentar seducirla. “Cada tanto alguno me habla por Twitter o Instagram. O alguien me cuenta anécdotas de cuando era chiquita. Pero yo no me acuerdo. Igual me da mucha ternura porque Neuquén es una provincia que adoro. Es muy especial para mí, a pesar de que viví muy poco tiempo. Pero decidí volver de grande, de vacaciones”, contó la modelo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído