Motochorros sin códigos: tajean al bomberito héroe

Lo quisieron agarrar en la calle y le hirieron una mano de un navajazo.

Buenos Aires.- El bomberito de 15 años que le salvó la vida a Mía, la beba de siete meses atropellada por delincuentes, volvió a ser noticia por un hecho de inseguridad, pero ahora la víctima fue el pibe. Juan Cruz Amerises fue atacado por motochorros que le tajearon una mano cerca de su casa, en el partido bonaerense de San Martín.

"El viernes alrededor de las 21:30 había ido a buscar al primo para que venga a comer a casa. Lo acompañaba un amigo. Nos contó que pasaron dos personas en una moto roja, una le agarró una mano y cuando él logró zafarse terminó sangrando. El tipo llevaba una navaja y le produjo un corte en la mano", relató Juana, la abuela materna del joven, a Clarín.com.

El ataque se produjo en el Barrio Sarmiento, a pocas cuadras de su vivienda. "Nosotros creemos que quisieron tirarlo al piso para ver si podían sacarle algo de valor, pero no pudieron porque él tiene mucha fuerza. Otra posibilidad, como cree mi hija, es que quizás lo reconocieron e intentaron agredirlo. Lo cierto es que no le robaron nada. Todos estamos indignados por lo que le pasó", agregó. Además, explicó que Juan Cruz "no pudo verles las caras a sus agresores porque llevaban las gorras muy bajas".
De inmediato sus familiares lo trasladaron al Hospital Castex y luego fue llevado a la Clínica La Merced, de Martín Coronado. Tuvieron que ponerle puntos para cerrar la herida y ahora está tomando antibióticos.

Andaba bastante nervioso y llorando mucho por lo que le pasó. El padre y el tío lo llevaron a pasar el fin de semana a Escobar, donde iban a salir a pescar para que se distraiga un poco", contó su abuela.
Antes le habían robado

Pocos días antes de salvar a Mía, al pibe le habían robado el celular en la misma zona donde ahora fue atacado. "Se lo regalaron para su cumpleaños y una semana después ya no lo tenía, algo que lo había puesto triste", recordó la abuela.

Juan Cruz se convirtió en un ejemplo cuando asistió a Mía, la beba de siete meses embestida junto a su madre Roxana por un Chevrolet Aveo en el cual un grupo de delincuentes intentaba escapar de la Policía. Ya siente su deseo de ser bombero voluntario como su padre, y sabe de rescate y de primeros auxilios, lo que le permitió realizar RCP (reanimación cardiopulmonar) a la chiquita, que había volado por los aires y caído de cabeza al suelo.

Dieron de alta a Mía y todos felices

Miguel, papá de Mía y esposo de Vanesa (en la foto, las dos cuando vuelan por el impacto del auto de los delincuentes, el 26 de enero), informó que la beba fue dada de alta ayer. "Es la mejor noticia que me dieron. La estaba esperando", dijo el hombre en diálogo con el canal de noticias A24. Y aseguró que la resonancia salió bien y Mía sólo presenta una minifractura en el pie derecho, por lo que la tuvieron que enyesar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído