Municipios ya pidieron $35 millones para los aguinaldos

Zapala y Plottier fueron los que más plata solicitaron a Gutiérrez.

Francisco Carnese

carnesef@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Como todos los años, los principales municipios de la provincia, a excepción de Neuquén capital, Cutral Co y Senillosa, solicitarán auxilio financiero al gobierno de Omar Gutiérrez para el pago de los aguinaldos en una cifra que supera los 35 millones de pesos. Algunos ya formalizaron el pedido y otros lo harán en los próximos días. De ese listado, Zapala es la localidad que más fondos requirió: $10.200.000, lo que implica la totalidad de los recursos que se necesitan para afrontar el SAC. Le sigue en importancia Plottier, que a través de su intendente Andrés Peressini, pidió $7.500.000.

Las solicitudes fueron reconocidas el jueves por el propio gobernador de la provincia, quien dijo que se va a analizar cada caso antes de dar una respuesta.

“Pedimos la totalidad del aguinaldo, planteando un compromiso de devolución si se cumplen los pronósticos de que los valores mayores de gas se van a trasladar a la coparticipación”, indicó la intendenta de Zapala, Soledad Martínez, quien explicó que el municipio sigue trabajando en mejorar sus números para requerir menos ayuda y que para eso se dispuso, entre otras medidas, al aumento en un 30 por ciento de las tasas. Dijo que a futuro esperan contar con un ingreso mayor a ese porcentaje, a medida que la actividad económica, que hoy está retraída, se recupere.

“La Provincia va a analizar el tema y confiamos que, como tenemos una administración prolija y en orden, la respuesta va a ser positiva”, apuntó Martínez.

Más pedidos

De los municipios de la cordillera, el que solicitó más fondos fue San Martín de los Andes. Carlos Saloniti, secretario de Hacienda de esa localidad, señaló que van a pedir cinco millones de pesos, que no es el total de lo que les demanda el compromiso ($7 millones).

“Debemos mandar primero una ordenanza al Deliberante porque hay que devolverlo. Antes teníamos el convenio de responsabilidad fiscal, ese convenio está vencido y como cumplimos los fondos entregados se transformaban en no reintegrables. Como el convenio todavía no está firmado, lo tenemos que autorizar como endeudamiento, pero como venimos cumpliendo creemos que tampoco serán reintegrables”, precisó Saloniti.

El dato: El Gobierno no gira el total de los fondos e incluso el año pasado, con Centenario, no respondió al pedido.

En Villa La Angostura, su intendente Guillermo Caruso contó que para afrontar el pago del SAC requieren de $4.400.000 y que le van a pedir a Gutiérrez $1,5 millones. Dijo que existen muchas razones por las cuales no terminan de cerrar los números pero que la principal es que se deben actualizar los índices de coparticipación. “Somos de los más demorados con Rincón de los Sauces, además hay que tener en cuenta que por el turismo se brindan servicios a más gente que la que marca la población estable”, sostuvo.

A los aportes para el SAC hay que sumar el giro de fondos que se les debe hacer a los municipios que no tienen coparticipación.

Del resto, se supo que Rincón de los Sauces solicitó $2.700.000, mientras que, si bien Centenario, Plaza Huincul y Junín de los Andes no informaron oficialmente los números, el gobernador Gutiérrez dijo que ya hicieron el pedido, el cual rondaría, en total y teniendo en cuenta lo que requirieron el año pasado, unos ocho millones de pesos. A esto hay que sumar a algunos municipios chicos con montos menores.

43 millones de pesos fue el pedido del año pasado.

Ese fue el monto solicitado por los municipios que no pudieron asumir el pago de aguinaldos. A eso hay que restar que el Gobierno no paga todo lo requerido por los intendentes.

Para hacer bien los números

En 2012, durante la administración de Jorge Sapag, los municipios firmaron con la Provincia el primer convenio fiscal.

Ese acuerdo implica que los intendentes entregarán de manera periódica información sobre la cantidad de empleados que poseen, actualizarán tasas y aumentarán su recaudación de impuestos. Dependiendo de los niveles de cumplimiento, el Ejecutivo podrá definir que los aportes reintegrables a las comunas puedan transformarse en no reintegrables.

Para este año, el convenio debe renovarse, por lo cual, los fondos que tomen los municipios figurarán, en lo formal, como deuda a saldar con la Provincia, aunque después se conviertan en aportes que no deberán ser devueltos.

El otro tema pendiente y de fondo es el de la coparticipación.

El reparto de la torta a partir de la actualización de los coeficientes es algo que el Ejecutivo provincial anunció que se iba a discutir, pero, salvo alguna declaración aislada, es un debate que ni siquiera comenzó. El tema es complejo. Primero, porque debe salir por ley y, segundo, porque para darle más a un municipio hay que sacarle a otro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído