Neuquén: ni la devaluación baja la fiebre del consumo

La última promoción de un supermercado convocó a una multitud.

Mario Cippitelli
cippitellim@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Dos nenes lloran porque no encuentran a sus padres. La gente pasa caminando al lado de ellos y, en medio de un bullicio constante, no les prestan atención. El que sí lo hace es un guardia, aunque de reojo. También controla que los que salgan del lugar no se lleven nada que no hayan pagado.

Son casi las 22 y el supermercado está atestado de gente. Una promoción anunciada días atrás promete "noches imposibles", un nombre nunca mejor puesto para graficar la situación que se vive entre las góndolas. Aunque los creativos la bautizaron de esa manera porque supuestamente esa noche del jueves (como la del martes anterior) los precios que se ofrecen no pueden ser más baratos.
Desde temprano, en las afueras del supermercado se ve un movimiento inusual de gente y vehículos. Nadie se quiere perder la "promo" y muchos van como curiosos para ver qué se ofrece. En el estacionamiento ya no hay lugar y la fila de autos queda estancada, como cuando se hacen los piquetes en las rutas. Algunos asoman la cabeza por la ventanilla para ver mejor. Un guardia agita los brazos para indicar que en realidad no queda más lugar. Habrá que estacionar en las calles adyacentes del supermercado.

Adentro, los consumidores caminan con voracidad tratando de no perderse ninguna de las ofertas. El sector de electrodomésticos es uno de los más concurridos, aunque -avanzada la noche- ya no quedan espacios libres para que la gente pueda caminar. Las colas en las cajas llegan hasta la mitad del supermercado. Hay changuitos cargados con todo tipo de productos, desde televisores y juguetes, que se ofrecen al 50 por ciento; vinos y hasta ropa de cama.

28 por ciento de aumento: La variación interanual de las ventas de los primeros nueve meses de 2015 fue de 28,1 por ciento, según las cifras que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Una mujer hace malabares a los empujones abrazada a cuatro almohadones, que también compró a mitad de precio. Se nota la cara de felicidad. Una amiga que la acompaña también se llevó dos y, ya que estaba, se trajo algunos cortes de cerdo que estaban "a buen precio", un juego de toallas y una caja que parece contener una batidora de mano o algo similar. También está feliz, aunque ahora lo único que le preocupa es que la fila avance. Al menos deberán esperar unos 40 minutos. Tal vez más.
En la carnicería un centenar de personas espera con ansiedad que llamen por el número. Apenas si se pueden mover porque no queda prácticamente espacio en el corredor que separa el mostrador del resto de las góndolas. Después de los últimos aumentos, cualquier promoción parece baratísima.
"Vinimos a ver y de paso compramos", reconoce un hombre que acompaña a su esposa. Sin embargo, él no encuentra bicocas, ni ofertas que conmocionen. "La gente se vuelve loca por la propaganda, pero los precios no son para tanto", dice. En efecto, el frenesí de consumo parece desbocado, como si lo único que importara en ese momento fuera poder comprar algo, lo que sea, con tal de que esté barato.

Con el pago de los aguinaldos a la administración pública provincial, se espera que mañana sea una jornada clave en ventas y consumo.

"Vinimos de Plottier y compramos almohadones y algunas cosas de decoración", reconoce una joven que también está estancada en la fila interminable con una amiga que la acompaña. Detrás de las muchachas hay una pareja con hijos chicos. Los nenes ligaron juguetes, pero no para la Navidad. Son chucherías para entretenerlos en ese peregrinaje sin fin.

En la zona de cajas, los empleados pasan los productos como autómatas, tratando de abstraerse del ruido que genera la muchedumbre. "Es una noche imposible", dice una cajera tratando de tomarse con humor lo que parece ser una pesadilla.

¿Promoción exitosa o una cultura consumista constante? Las últimas estadísticas de ventas de supermercados indican que la provincia de Neuquén se encuentra entre los primeros lugares de consumo a nivel nacional y que es la segunda con mayor crecimiento interanual de las ventas totales a precios corrientes.
El fenómeno se explica por el incremento de su actividad económica generada por los recursos hidrocarburíferos y desde siempre fue considerada una de las provincias con mayor poder adquisitivo del país.

Promociones como las que se lanzaron días atrás en una cadena de supermercados y las que se vendrán en las próximas horas por la llegada de las fiestas de fin de año reflejarán -una vez más- esta exaltación consumista que por momentos raya lo irracional.

Se verán filas interminables, consumidores ansiosos, precios que parecen increíbles y millones de billetes que cambiarán de mano en cuestión de segundos. Como si lo más urgente fuera comprar algo para no quedarse fuera del círculo de consumo. Sin las manos vacías.

En lo más alto del ranking de ventas de supermercados

Según las mediciones que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Neuquén es la segunda provincia con mayor crecimiento interanual de las ventas totales a precios corrientes, con un 30,5 por ciento, por encima del 24,8 por ciento del promedio nacional.

Sólo se encuentra por debajo de Otras Provincias del Norte, que tuvieron un aumento de las ventas del 36,4 por ciento. Luego de Neuquén se encuentra Otras Provincias del Sur (29,4 por ciento), Salta (26,7 por ciento) y Chubut (26,6 por ciento).

En todo el país, las ventas de los primeros nueve meses de 2015 fueron 28,2% superiores a las correspondientes al mismo período del año 2014. En este ítem también Neuquén se encuentra en los primeros lugares, con un 33,4 por ciento, debajo de Otras Provincias del Norte, con el 37,4 por ciento; pero por encima de otras jurisdicciones, como la Ciudad de Buenos Aires, entre otras.

En todo el país, las ventas a precios corrientes comprendidas en la encuesta sumaron 20.510,7 millones de pesos, lo cual representa una suba de 25,5 por ciento respecto de igual período del año anterior; mientras que la variación interanual de las ventas de los primeros diez meses del año 2015 fue de 27,9 por ciento.

La Encuesta de Supermercados releva información de 67 empresas distribuidas en todo el territorio nacional. Las ventas a precios corrientes comprendidas en la encuesta sumaron $18.120,3 millones, lo cual representa una suba de 24,2 por ciento respecto de igual período del año anterior.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído