Neuquén procesará la basura húmeda de cuatro ciudades

Pechi defendió en el Concejo el proyecto para tratar la basura de otras localidades en el centro de gestión de residuos.

Neuquén.- El intendente Horacio Quiroga cree que la regionalización del tratamiento de la basura traerá a lo neuquinos "nada más que ventajas", ya que la ciudad recibirá de otras localidades de la Confluencia sólo los desechos húmedos, a cambio de lo que cobrará un canon.

Quiroga visitó ayer a los concejales de la comisión de Medio Ambiente del Concejo Deliberante y se llevó el aval para seguir adelante con el proyecto.

Este Sistema Integral para la Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos del Área Metropolitana de la Confluencia involucraría, además de esta ciudad, a Cipolletti, General Roca, Centenario y Plottier, y hay posibilidades de que en un futuro también se sumen El Chañar, Vista Alegre, Senillosa, Añelo, Allen, Campo Grande, Contralmirante Cordero, Fernández Oro, Cinco Saltos, Villa Regina y Barda del Medio. "Los municipios pagarán un canon. Queremos un contrato de concesión con participación de todas las ciudades. Vamos a crear un ente que tendrá como objetivo la administración de este Complejo Ambiental", señaló Quiroga.

El proyecto contempla la construcción de tres plantas de transferencia en Centenario, Cipolletti y General Roca, y dos de separación en las dos localidades rionegrinas. Cada municipio resolverá el transporte de la basura a la capital neuquina.

La Municipalidad ya invirtió para poder procesar 300 toneladas, y con una inversión adicional alcanzaría las 500 para recibir la basura de las otras ciudades. "Esto permitiría un horizonte de 20 años tratando los residuos. Queremos que la basura no moleste ni contamine", argumentó el intendente.

Aseguró que la ampliación del complejo funcionará en unos 60 días, debido a que no se abrió una calle necesaria. Entre todas, estas ciudades producen en la actualidad 580 toneladas de residuos aproximadamente, de las cuales 300 corresponden a la que generan los habitantes de la capital provincial.

Separar y agrupar son los secretos de todo el proceso


Los residuos ingresan a la planta en camiones. Luego se ponen en una pala cargadora que los deposita en la cinta transportadora para el tratamiento.

En un desgarrador de bolsas se facilita la tarea de separación de residuos. Luego pasan a una cinta de clasificación donde trabajan 12 operarios. Lo que no se selecciona va a una cava.

Los residuos que se seleccionan van directo a una prensa. Se agrupan por tipo de material, tales como vidrio, metal y cartón. Se hacen fardos de 90 por 60 centímetros, que facilitan el precio a los demandantes de los residuos.


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído