No llegaron a las "Arias" y se define en la revancha

River aguantó con uno menos. Buen debut de Arias. ¿Quién pasará?

Avellaneda, Buenos Aires. El negocio lo hizo River en los primeros 90 minutos de la serie de octavos de final en la Copa Libertadores ante Racing en Avellaneda, con un hombre menos durante todo el complemento por la correcta expulsión de Leonardo Ponzio sobre el pitazo del entretiempo. Sobrio debut del arquero neuquino Gabriel Arias en la Academia.

Cuando arrancó nada hacía suponer que se iba a sellar un 0 a 0 en el partido más prometedor de las llaves con equipos argentinos.

De ida y vuelta, los del Chacho Coudet apostaron por el vértigo en las bandas y el sacrificio de Lisando López junto a Gustavo Bou, en su vuelta, para la presión en la primera línea de ataque.

Del lado del conjunto del Muñeco, lo mejor era encontrar los espacios ante un rival que por ir con tanta gente, quedaba defendiendo con pocos nombres en mucho espacio, más allá del correcto trabajo que terminaron cumpliendo Leandro Sigali y Lucas Orban ante la ausencia por lesión de Alejandro Donatti.

Un corte con falta de Leonardo Ponzio sobre Ricardo Centurión le valió la primera amarilla al capitán de River que en el tercer minuto de adición se tiró al piso del otro lado y provocó la segunda sanción disciplinaria del juez brasilero Anderson Daronco.

Poco para reprochar, mucho que rearmar en el vestuario por parte de Gallardo que no dudó y sacó a Ignacio Scocco para sumar a Bruno Zucculini a la mitad de cancha. Coudet, temiendo la ley de la compensación, prescindió del amonestado Federico Zaracho para permitir el ingreso de Augusto Solari.

Embed

Otro desarrollo

Pero el trámite ya no fue el mismo. River se resguardó en campo propio apostando a alguna contra que nunca llegó. Cuando los centrales pudieron verse sorprendidos, el neuquino Gabriel Arias se mostró atento y rápido de pies para cortar como último hombre y Racing fue perdiendo presencia ofensiva.

Prueba de eso fue la sustitución de Centurión, que insinuó más de lo que concretó en un partido determinante. Lo terminó reemplazando Jonathan Cristaldo, uno de los refuerzos en el último mercado de pases.

La más clara fue sobre el final, con un cabezazo de Cristaldo por el segundo palo que Franco Armani tapó yendo al piso y despejando el peligro al tiro de esquina. La última para el local fue desde esa pelota parada, en una segunda jugada que nuevamente Cristaldo buscó el arco con un remate de derecha que se desvió en un compañero propio camino al arco que ya se encontraba cerrado.

La vuelta será el miércoles 29 en un Monumental que ya vendió todos los tickets para los hinchas de River y espera por un gran partido, el que insinuaron anoche en Avellaneda y poco a poco lo fueron consumiendo en un típico partido de Copa, cerrado, pero apasionante ante el último instante.

El Gaby cumplió en su estreno

Arias respondió

El neuquino Gabriel Arias tuvo un debut correcto en Racing y en la Copa Liberadores. El ex Defensa y Justicia respondió cada vez que lo exigieron.

Ya lo soñé

Coudet, que el año pasado en una conferencia tiró “apaguen ese tele que voy a soñar con Armani” al ver cómo el arquero de River salvaba a su equipo ante Independiente de Santa Fe, ayer lo sufrió en directo cuando le tapó el gol a Cristaldo. ¡Qué pesadilla!

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído