Otra gran fiesta

Megadeth dio anoche su segundo show ante un Ruca Che desbordado de fans.

NEUQUÉN
Nuevamente, el Ruca Che vivió anoche una gran celebración, llena de energía, sudor y thrash metal. Una vez más, Megadeth hizo explotar las hordas metaleras, que en este segundo show -el jueves dio su primer concierto- llegaron provenientes de otras provincias como Córdoba, Mendoza, San Luis y Buenos Aires. Más de cinco mil personas hicieron una fiesta a la que no le faltó nada, ante la arrolladora performance de la banda de David Mustaine (voz y guitarra), quien otra vez se mostró emocionado por la devolución de sus fans, que agradecieron su visita al grito de “Mustaine, Mustaine, Mustaine…” y el ya mundialmente conocido “Megadeth, Megadeth, aguante Megadeth”.

A diferencia del jueves, esta vez, desde tempranas horas se pudo ver a los metaleros en las inmediaciones del estadio del oeste. Es que los tours que llegaron ayer de otras localidades le dieron otro color en la previa del show. Hubo seguidores del grupo estadounidense que no aguantaron hasta las fechas que darán en el estadio Luna Park (22 y 23 de este mes) y desembarcaron en la ciudad. “La primera fecha en Buenos Aires está agotada y falta mucho. Queríamos ver ya a la banda”, dijo Marcelo, quien llegó con dos amigos.

No defraudan
Con un ambiente mucho más caliente y con entradas agotadas, Megadeth no se guardó nada: riffs, aceleración y solos de guitarras del propio Mustaine, y un impecable Kiko Loureiro. “Symphony of Destruction” y “A Tout le monde”, dos clásicos infaltables, fueron nuevamente los más festejados, en un estadio lleno de fans que agitaron, sacudieron sus cabezas y alzaron sus manos formando los cuernos del rock, para coronar dos noches históricas e irrepetibles.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído