Pechi no cede poder y veta dos polémicas ordenanzas

Son la del boleto de colectivo y la del registro de viviendas en alquiler.

Neuquén.- Horacio Quiroga dispuso vetar dos ordenanzas que no solamente tienen incidencia directa en la vida cotidiana (y en la economía) de los vecinos, sino también un fuerte impacto en el escenario político de la ciudad, ya que profundizó su pelea con los concejales del Movimiento Popular Neuquino (MPN).

El que más polvareda levantó es el bochazo a la ordenanza que le impide al jefe comunal fijar por decreto el valor del boleto del autotransporte de pasajeros aprobado el jueves con los votos de los concejales de la oposición.

Tan enojado como el jueves, cuando hizo tronar su descontento por Twitter, Quiroga aprovechó una rueda de prensa durante la víspera para fustigar a los concejales. Sin reparar en modales, Pechi calificó como “una manga de incoherentes” a los ediles por pretender asignar al Deliberante el rol de fijar el costo del boleto.

El intendente dijo a los periodistas que detrás de la decisión de quitarle la posibilidad de fijar la tarifa se encuentra la supuesta intención de perjudicar las finanzas del Municipio ya que éste, según Quiroga, debería financiar las pérdidas de Indalo si el costo del boleto no se acomoda a la estructura de costo evaluada por un criterio político de los concejales.

“Apenas me llegue esa ordenanza, la voy a vetar”, remarcó Quiroga. Insistió en que es una facultad que “naturalmente tiene el Ejecutivo la de otorgar las tarifas. Esto porque la anterior tarifa la tuvieron en el Concejo Deliberante más de un año, sin querer tratarla, ni rechazarla, ni aprobarla”.

“En el fondo lo que quiere el MPN es que la municipalidad se parezca a la provincia, que esté fundida, no saben cómo hacer para hacernos perder plata, cómo romper el equilibrio financiero que tiene el municipio”, expresó.

El otro decretazo que generó polémica es el del registro de viviendas para alquilar que promovió el MPN.

La norma pretendía que el municipio certificara que cada una de las viviendas puestas en alquiler se encuentran aptas en su infraestructura, con medidas de seguridad, etc., para evitarle dolores de cabeza a los inquilinos.

La Unión de Inquilinos de Neuquén (UIN) sostuvo que esta medida perjudica a la gente que quiere alquilar, por cuanto permitiría situaciones de abuso por parte de los locadores en un contexto de fuerte demanda de viviendas en alquiler .

El MPN, por su parte, adelantó ayer que volverá a insistir en la aprobación de la ordenanza en el Concejo Deliberante pese a que no cuenta con la mayoría necesaria para conseguirlo.

Dura reacción de los inquilinos

Los inquilinos están que trinan. Desde la entidad que los agrupa en Neuquén (UIN) apuntaron contra el intendente Horacio Quiroga por favorecer a los “buitres inmobiliarios” con el veto a la ordenanza que crea un registro de los inmuebles aptos para ser alquilados.

La presidenta de la agrupación, Pamela Gaita, recordó que la norma beneficiaba el control de las viviendas destinadas para alquiler, para evitar abusos y mejorar la calidad de la oferta habitacional.

Por su parte, el bloque de concejales del MPN cuestionó la medida del intendente y anunció que volverá a insistir en la aprobación de la norma.

Los ediles lamentaron que las necesidades de los inquilinos de Neuquén no figuren entre las prioridades de la actual gestión municipal.

Aseguran que la demanda no disminuyó

La presidenta de la Unión de Inquilinos de Neuquén (UIN), Pamela Gaita, dijo ayer que la demanda de alquileres de departamentos de uno y dos dormitorios sigue siendo alta.

De esta manera contradijo al referente del sector, Guillermo Reybet, quien había señalado que la demanda cayó como consecuencia de la retracción de la actividad petrolera y de la menor cantidad de estudiantes que llegan a Neuquén para cursar en la Universidad Nacional del Comahue (UNCo).

“Lo que bajó es la demanda de viviendas caras”, remarcó.

Ya van seis bochazos a proyectos de la oposición

Si bien aclararon que se trata de una facultad atribuida al intendente en la Carta Orgánica, desde el bloque de concejales del MPN advirtieron ayer que Horacio “Pechi” Quiroga lleva seis vetos a ordenanzas promovidas por los bloques de la oposición.

En ese sentido, la concejal Laura Plaza señaló a este diario que Quiroga parece gobernar “en una dictadura” porque menosprecia el rol institucional del Deliberante.

Plaza observó que la mayoría de los decretos de veto son justificados de parte del Ejecutivo en razones presupuestarias.

La edil que representa al partido provincial recordó que entre los vetos más significativos que Quiroga decretó desde diciembre se encuentran (además del de alquileres y el del boleto del transporte) el que disponía la instalación del botón antipánico, el fondo para financiar la prevención de consumo de alcohol y la norma que transformaba una tierra fiscal municipal en una plaza para el barrio Mercantiles.

Hasta ahora todos los vetos han quedado firmes gracias a los ocho representantes que el oficialismo posee en el Concejo Deliberante.

Para ratificar una ordenanza vetada se necesitan 12 votos, una cantidad que los bloques de la oposición no están en condiciones de conseguir.

La concejal Plaza consideró además que Quiroga “viola la Carta Orgánica” al utilizar vetos a ordenanzas para atribuirse facultades que “son propias del Concejo Deliberante”, como fijar el costo del boleto del autotransporte de pasajeros.

Desde el Municipio se hace una lectura inversa, pues consideran que se trata de una prerrogativa inherente al intendente.

Así las cosas, se avecinan tiempo de tensiones entre el oficialismo y la oposición que difieren de las anteriores administraciones de Quiroga, en las que primaba el pragmatismo para conseguir la sanción de ordenanzas que aseguren la gobernabilidad de la ciudad, como ser el presupuesto municipal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído