Pereyra le manifestó a Macri la preocupación por la posible caída de otros 1.200 puestos de trabajo

El presidente se comprometió con el líder petrolero a trabajar con las partes para evitar los despidos.

El senador y secretario general de los petroleros privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, le manifestó al presidente Mauricio Macri su preocupación no sólo por los 2.000 puestos de trabajo en peligro a la fecha sino también por otros 1.200 que podrían afectarse la próxima semana.

Pereyra le transmitió al presidente que las empresas petroleras piensan bajar en la próxima semana unos 10 equipos, lo que sumará alrededor de 1.200 personas sin trabajo a las 400 que ya se encuentran en esa situación.

Según señaló el senador, Macri “se comprometió a ponerse a la cabeza de la mesa de trabajo que estudiará en forma conjunta los puntos de coincidencia que permitan preservar los intereses de todos los sectores afectados, en especial la preservación de los puestos de trabajo”.

Al tiempo que acordaron que se estudiará la readecuación de tareas dentro del rubro para evitar los despidos de unos 26.000 trabajadores afiliados.

“Necesitamos mucha prudencia, creatividad e inteligencia para evitar los despidos”, afirmó Pereyra.

El encuentro fue aprovechado por el gremialista para transmitirle al primer mandatario la “profunda preocupación de los trabajadores que ven cómo se siguen bajando equipos y mandando a los compañeros a sus casas”. Además, le explicó que la presión de las empresas y las jubilaciones anticipadas, siguen alimentando el “fantasma” de los despidos.

Se acordó formar una mesa de trabajo con las empresas, los sindicatos y los demás sectores afectados por la situación.

El referente sindical dijo que son varios los factores que actualmente condicionan la recuperación de la actividad: “El bajísimo precio internacional del crudo, lo que resta rentabilidad a las empresas, y el rechazo judicial de la adecuación de las tarifas del gas, están impidiendo la llegada de inversiones en el sector”.

Para Pereyra, los ajustes deberían ser realizados en forma paulatina, gradual y segmentada como “para proteger a los que menos tienen y contener a los trabajadores, ya que es sumamente injusto que el gas que se utiliza para calefaccionar las piscinas de los lujosos countries y entibiar sus aguas, salga más barato que el envasado que se usa para cocinar en la humilde vivienda de las familias numerosas, de los que menos tienen”.

Se acordó analizar la situación de cada sector de la industria al regreso del viaje que realizará Macri a China.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído