Por unas tostadas quemadas, desalojaron un edificio judicial

El descuido de un empleado activó la alarma anti incendio.

Al principio pensaron que se trataba de una broma, pero no fue así. La alarma de incendios comenzó a sonar y tuvieron que llamar a los bomberos, por lo que las dependencias de los Juzgados de Familia, ubicadas en Leloir al 800, fueron desalojadas por precaución.

Lo que se sabía era cuál había sido el origen del humo. Algunos pensaron que podía tratarse de un cortocircuito; otros, de un papel encendido en un cesto. Pero no fue nada de eso.

Cuando entre las decenas de personas que se encontraban en las afueras esperando que solucionen el problema, comenzó a conocerse (de boca en boca) el verdadero origen del humo.

Al parecer, a un empleado que estaba haciendo tostadas para el desayuno tuvo un descuido, las rodajas de pan se le pasaron un poco y el humo disparó la alarma de incendio y a partir de ese momento se realizó todo el protocolo preventivo.

Muchos abogados que se encontraban haciendo trámites no podían creer semejante pérdida de tiempo, teniendo en cuenta que hoy es el último día laboral, antes de la feria judicial que comienza el lunes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído