Que la política no tape la crisis

El frutazo de los pequeños y medianos productores valletanos en Plaza de Mayo tuvo una gran repercusión, no sólo en nuestro país sino también en medios internacionales.

El frutazo de los pequeños y medianos productores valletanos en Plaza de Mayo tuvo una gran repercusión, no sólo en nuestro país sino también en medios internacionales.

La idea central de los chacareros era la de nacionalizar la crisis por la que atraviesan y, de manera simbólica, entregar una pera y una manzana junto con un panfleto a la gente.

Pero la presencia de 20 mil personas los sobrepasó y tempranamente se les terminaron las 10 toneladas de fruta que habían llevado. Hubo algunos enojos y discusiones porque muchos porteños y bonaerenses se quedaron con las manos vacías.

La idea de los chacareros era entregar una fruta y un panfleto, pero en Buenos Aires no se entendió el reclamo.

Además, algunos comentarios en redes sociales no hicieron otra cosa que embarrar la cancha. Y hasta opinó la ex presidenta Cristina Fernández, pero su mensaje era hacia otro punto, su confrontación con el presidente Mauricio Macri, en relación con la desocupación y el hambre.

Pero si volvemos la mirada hacia atrás, nos encontramos con que el gobierno kirchnerista en sus tres mandatos tampoco puso énfasis en buscar una solución real y eficiente a los problemas de los productores primarios de peras y manzanas.

¿Cuál es la síntesis de dos días agitados a 1200 kilómetros? Los dirigentes frutícolas estuvieron con los diputados, con los senadores y fueron entrevistados por infinidad de medios nacionales. La problemática se nacionalizó y se expuso.

Y una vez más Macri comprometió ayuda del Estado para hacer frente a la delicada situación estructural de la actividad. Ahora, habrá que esperar que las palabras se conviertan en hechos, que las promesas se cumplan y que el árbol (la política) no tape el bosque (la crisis frutícola).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído