¿Qué puede comer un conejo enano?

Una amplia variedad de verduras y frutas que no sean azucaradas. Todo siempre bien limpito.

Los conejos enanos necesitan comer una dieta bien equilibrada de heno, pellets, verduras y frutas frescas. Los alimentos disponibles para estos animales en los negocios para mascotas no son tan nutritivos como los productos frescos, por lo que el dueño del conejo que compre los alimentos comerciales deberá agregarle los productos frescos para darle a su mascota.

Los conejos enanos deben tener agua en todo momento y sus recipientes deben enjuagarse con una frecuencia aproximada de una vez por semana. Para las porciones de fruta, lo mejor es elegir aquellas que no son azucaradas, tales los casos de las uvas y las bananas, en lugar de elegir arándanos, melones, manzanas, duraznos, papayas, naranjas, ananá o frutillas.

Para las porciones de verdura, se puede elegir darles berza, albahaca, col china, brócoli, trébol, zanahorias, pimientos verdes, hojas verdes de diente de león y las flores; hojas de mostaza, menta, espinacas, vainas de arvejas, tapas de rábano, hojas de frambuesa, berro y hierba de trigo.

Los pellets deben seleccionarse basándose en el contenido de fibra y sólo puede representar aproximadamente un 20% de la dieta del conejo enano. Heno fresco es algo que se debe dar en todo momento.

También es importante recordar que hay alimentos como el chocolate que pueden ser letales. Además, es malo para los conejos comer alimentos de consumo humano, como galletitas, pastas, pan, yogur y los cereales que se suelen utilizar para el desayuno.

Otro consejo para tener muy en cuenta es la higiene de las verduras que les servimos: deben estar bien lavadas y secas, a temperatura ambiente.

¿Querés más variedades de verduras? Tomá nota: alfalfa, perejil, apio, remolacha, tomate, arvejas, lechuga, nabo, trébol, eneldo, escarola, chauchas, pepino, cilantro, hojas de col, endibias, alcachofas, rábanos, césped y berro.

ALgunas cosas no: A los conejos les cae mal comer chocolates, galletitas, cereales, pastas, pan o yogur.

¿Y los recién nacidos?

Al igual que la dieta inicial de todos los mamíferos, la del conejo es la leche de su madre, la cual seguirá tomando hasta que tenga entre un mes y medio y dos meses de vida. Luego, empezarán a agregarle el mordisqueo de comidas sólidas (generalmente heno de alrededor del nido) y, a partir de su tercer mes de vida, comenzarán a comer los mismos alimentos que su madre, además de leche, la que irán abandonando poco a poco. El sistema digestivo de un conejo está ajustado a partir de leche en bebés y su cuidado en las primeras semanas de vida se convierte en un momento especialmente delicado, por eso resulta fundamental que estén en compañía de su madre durante un mínimo de ocho semanas. En ese lapso hay que cuidarlo mucho, higienizarlo y no dejar que se sobrepase del carril de su alimentación. Una dieta incorrecta le traerá trastornos estomacales que hasta lo pueden llevar a la muerte.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído