El clima en Neuquén

icon
23° Temp
18% Hum
La Mañana consultorio

Quién es Fernando Cuacci, el falso odontólogo que ahora estafa con piscinas

Hasta 2019, el hombre ejerció como odontólogo en La Plata sin tener título. Ahora está en el Alto Valle y dejó un tendal de familias estafadas, a quienes les cobró por piscinas que nunca concretó.

Este martes, Fernando Cuacci fue denunciado por estafa en la Justicia rionegrina. La presentación la hizo un vecino de Cipolletti, quien hace más de un año le pagó 460 mil pesos por una piscina que nunca construyó. Lo mismo pasó con familias de Neuquén y Plottier, quienes pagaron diversos montos económicos y nunca obtuvieron las piletas.

El denunciado ejerció más de 14 años como odontólogo en La Plata sin tener título universitario. Su maniobra salió a la luz en 2019 cuando una paciente lo denunció por mala praxis.

Te puede interesar...

Cuacci nació en La Plata, tiene 51 años, cuatro hijos y vive en Villa Regina. Según pudo conocer LM Neuquén, su domicilio fiscal es sobre la calle Remedios de Escalada, en pleno centro, a pocas cuadras de la Municipalidad.

Durante algunos años cursó en la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) pero, según él mismo indicó, abandonó la carrera por "problemas personales": nunca nadie lo supo, ni siquiera su esposa, con quien compartía el consultorio.

En agosto de 2019, una mujer lo denunció por mala praxis en el Colegio de Odontólogos de La Plata ya que, en una cirugía, le había implantado diez piezas dentales y, a los pocos días, se le cayeron ocho. A partir de la denuncia se develó un hecho inédito que dejó perplejos a los profesionales de la zona: Cuacci ejercía la profesión en un consultorio en City Bell desde hacía más de 14 años.

Hasta 2019, según los registros de inscripción de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Cuacci se encontraba inscripto como monotributista en las categorías "Servicios odontológicos" y "Servicios generales de la Administración Pública".

Dos años después, la actividad registrada en la AFIP cambió por "Construcción, reforma y reparación de edificios residenciales", que incluye "la construcción, reforma y reparación de viviendas unifamiliares y multifamiliares, bungalow, cabañas, casas de campo, departamentos, albergues para ancianos, niños, estudiantes, etc."

¿Cómo ejercía?

Cuando todo salió a la luz, la presidenta del Colegio de Odontólogos de La Plata, Natalia Weiler, explicó a Infobae que el consultorio era compartido por su ex esposa, quien desconocía la situación. "Ella nos dijo que fue engañada durante todos estos años y que nunca le habría permitido ejercer a su marido la odontología en un consultorio que estaba a su nombre, sin el título en sus manos", afirmó Weiler a ese medio.

"Cuando se llega al consultorio -ubicado en la calle 473 bis entre 20 y 21- Cuacci atiende la puerta con un barbijo puesto y el ambo y tenía una paciente anestesiada en el consultorio. El inspector se presenta y en ese momento, el hombre le dice a la mujer que estaba por atender que se retire. Él se sacó la chaqueta inmediatamente y el inspector comienza a pedirle el título y la matrícula, a lo que el hombre responde que había estudiado odontología durante unos años pero nunca se recibió debido a problemas personales. En el momento reconoció que no era odontólogo y dijo que ni su familia ni su esposa principalmente, que sí es odontóloga y compartía consultorio con él, lo sabían, y como para minimizar el hecho aseguró que sólo hacía algunos arreglos", precisó la titular del Colegio.

Su esposa realizó un extenso descargo en su cuenta de Facebook, donde aseguró que se sintió "manipulada" por un "estafador".

"Como muchos habrán leído quiero contarles que lamentablemente soy una víctima más, totalmente ajena a la ilegal actuación de mi ahora ex marido. Juro que carecía de conocimiento alguno sobre la falta de título habilitante para ejercer la profesión. Creí en él, como muchos otros; era mi esposo y es el padre de mis 4 hijos. Nunca dudé de la autenticidad del título exhibido, ni del sello, ni de los certificados de diversos cursos de posgrado", afirmó.

"No somos culpables de nada, solo víctimas de un manipulador, mitómano y estafador", dijo la mujer.

Se vino a estafar al Alto Valle

Al menos una decena de familias de Neuquén, Plottier y Cipolletti denuncian que fueron estafadas por Cuacci ya que le entregaron parte del dinero y las piletas nunca se concretaron. La suma total asciende a casi dos millones de pesos. Este martes, uno de los damnificados radicó la denuncia en la Justicia rionegrina.

En medio del aislamiento por la pandemia del coronavirus, como muchas familias, optaron por destinar plata de las vacaciones para tener una pileta en la casa e intentar pasar el verano de la mejor manera. Pero los meses fueron pasando, el verano llegó y la pileta no estaba ni cerca de concretarse.

Sin conocerse, varias personas decidieron denunciar a Cuacci públicamente en Facebook y, así, se fueron sumando cada vez más damnificados, hasta que todos se unieron en un grupo de WhatsApp que alcanzó las diez personas.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.4554455445545% Me interesa
3.960396039604% Me gusta
3.4653465346535% Me da igual
1.980198019802% Me aburre
86.138613861386% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario