Retuvieron al garrafero para que les den más gas

Vecinos de Cuenca XVI se indignaron: había familias para las que no alcanzaba.

NEUQUÉN
Para recibir 120 nuevas garrafas, los vecinos de Cuenca XVI tuvieron que retener el camión garrafero y obligar al chofer a regresar a la planta acompañado por dos vecinos, que se aseguraron de que el vehículo volviera con el gas entubado. En el barrio denuncian que su delegada recibe apenas 60 bonos para 483 familias que no están conectadas a la red.

200 pesos por garrafa llegan a pagar los vecinos de la periferia de la ciudad.

“Todos los viernes viene el camión garrafero, pero nos avisaron que esta vez recibió la orden de ir directo a Confluencia”, explicó Roxana, una vecina del barrio, quien agregó que luego decidieron ir a la Delegación de Almafuerte I para hacer la carga de sus garrafas.

En ese edificio ya estaban los vecinos del barrio cargando sus tubos, por lo que los habitantes de Cuenca XVI se quedaron sin el recurso y decidieron retener el camión garrafero por unas horas, en reclamo de que proveyera más garrafas. “Llamamos diciendo que habíamos tomado el camión y nos consiguieron 100 garrafas más”, comentó Roxana.

Los vecinos aseguraron que los bonos que reciben no son suficientes y que muchos dependen de favores políticos para acceder a una garrafa gratuita. Con 60 vales para 438 familias, muchos se quedan esperando una solución o tienen que comprarlas por precios que van de los 90 a los 200 pesos. “Cerca del barrio se aprovechan y la cobran mucho más cara”, comentó Marcela.

Ante la falta del recurso, Hermes explicó que muchos recurren a las estufas eléctricas para cocinar y cuidan al máximo las garrafas. “La boleta más baja de luz que llegó al barrio fue de 1500 pesos”, se quejó, y aclaró que las dos garrafas gratuitas que reciben sólo los cubren por una semana, por lo que el resto del mes deben comprarlas.

Si bien mediante la presión consiguieron una respuesta por este viernes, los vecinos se quejaron por una situación que se repite todas las semanas. “Cuando el viernes cae feriado, nos quedamos la semana entera sin gas”, señaló otro vecino, y aclaró que esta semanas les acuciaba el próximo vencimiento de los bonos de julio.

FRASES
“Por el invierno nos dan dos garrafas por familia por mes, pero duran sólo tres días. Así que, si nos cuidamos, gastamos entre seis y ocho garrafas por mes”.
Roxana Explicó su caso.
“En el barrio las garrafas salen 200 pesos y se consiguen más baratas en Plottier, pero no es fácil ir hasta allá. Hay mujeres solas que no pueden cargar las carretillas”.
Hermes Dio su punto de vista.
“Mandan sólo 100 garrafas para el camión y eso no alcanza para todos. Necesitamos que manden un camión más grande con más garrafas”.
Gabriela Pidió que los ayuden.

El gobierno
“Es para los que más lo necesitan”

Desde la Subsecretaría de Desarrollo Social de la Provincia explicaron que el conflicto se dio por una confusión, ya que el camión debía cargar más garrafas para volver a Cuenca XVI y los usuarios lo interceptaron antes.

El subsecretario Diego Cayol aseguró también que los bonos sólo se destinan a familias vulnerables y no a las 483 del barrio, sobre todo al tener en cuenta que la situación de la falta de gas en ese lugar se iba a resolver pronto y se retrasó por problemas de la empresa prestataria. “No estamos en condiciones de entregar bonos a todas sino a los que más lo necesitan; hay muchos que tienen empleos públicos”, afirmó.

En relación con la corta duración del recurso y las crecientes facturas de electricidad que pagan los vecinos, el funcionario aseguró que la medida de dos bonos por mes está pensada para familias que usan tres fuentes de calor: gas envasado, estufas eléctricas y leña. Como las casas de Cuenca XVI no están preparadas para usar la leña que también provee el Gobierno, hacen un uso más intensivo de las garrafas y eso les ocasiona estos inconvenientes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído