Richie Ramone trae la fiesta ramonera a Neuquén

El baterista y creador de uno de los himnos más reversionados de Ramones llega hoy a Pirkas para hacer un repaso de la legendaria banda neoyorquina. "Estaba en el lugar indicado, en el momento indicado", dijo el músico sobre su paso por el grupo entre 1983 y 1987.

A dos meses del paso de Marky Ramone por la zona, la fiesta ramonera continúa de la mano de Richie Ramone, otro de los bateristas de la legendaria banda, quien se presentará esta noche a las 22 en Pirkas (Santiago del Estero 883).

El músico, miembro de Ramones entre 1983 y 1987, es el único de todos los bateristas que se dio el lujo de cantar y hasta de componer. Richie es creador de “Somebody Put Something in my Drink”, una de las 20 canciones más populares del grupo neoyorquino.

De gira por América Latina, el músico de 60 años ya visitó el país en 1987, año que llegó por primera vez junto a Ramones, y no duda en asegurar que el fan argentino es “caliente”. “La gente es fantástica. Tienen sentimiento, tienen corazón y tienen alma, eso hace a uno buen músico, buena persona”, dijo el baterista sobre los seguidores en esta parte del mundo. Y agregó que en nuestro país “la comida y el vino son maravillosos”.

Obras, el denominado templo del rock en la década del 80, fue el primer escenario para Ramones en Argentina. Richie aún guarda en su memoria lo acontecido esa vez: “Estábamos en shock. Los fanáticos, la gente era muy linda; todos parecían locos. Nos sentíamos como una superbanda, como si fuéramos los Beatles. Nunca vimos una reacción así en ninguna parte del mundo, estábamos muy emocionados de estar allí. Yo puedo reconocer todos los lugares que voy, pero la gente no me conoce. Creo que en ningún otro sitio saben que existo”.

Ramones era mi gran banda desde que era adolescente, desde los 13 o 14 años”.Richie Ramone

El origen del himno

“Somebody Put Something in my Drink” es una de las canciones más populares y reversionadas de la banda que encabezaron Joey y Johnny. Sobre cómo toma todo lo sucedió con una de sus creaciones, explicó: “Es una buena canción, es la primera del disco Animal Boy. Es una historia que cuento todo el tiempo. Me pasó cuando era adolescente, a los 18 años, antes de los Ramones. No tenía dinero y fuimos a un bar donde, mientras la gente bailaba, nos robamos unos tragos y los bebimos sin saber qué tenían. Nos quedamos por ahí bebiendo de los vasos de la gente que bailaba y algunos tenían LSD o algún alucinógeno. La verdad es que no sabía qué tenían y me empecé a sentir divertido y, luego, muy mal. Tenía ganas de ir al hospital. Finalmente, le conté esa historia a Dee Dee y me dijo que la tenía que hacer canción”.

Richie también tuvo tiempo para revelar cómo fue el primer cara a cara con la banda, a la que llegó por una audición: “Fui a una audición ciega. Después volví dos o tres veces y fue genial. Estaba en el lugar indicado, en el momento indicado. Eran mi gran banda desde que era adolescente, desde los 13 o 14 años. La primera vez que nos encontramos estaba nervioso, pero a ellos les gustó lo que hice y yo amaba su música, así que estuvo bien. Una vez que tenés la confianza, conocés quién es quién y qué es lo que hace cada uno”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído