Se molestó con su vecino borracho y casi lo degolló

Un hombre de 42 años terminó internado en el Hospital Castro Rendón con un corte en el cuello.

Neuquén

Los gritos, la música fuerte y los golpes no cesaban en el inquilinato. El reloj consumía las horas y cerca de las 7 de la mañana, y sin haber podido dormir en toda la noche, el hombre de 64 años decidió ir a pedirle a su vecino de pieza que lo dejara dormir. Con un cuchillo en las manos, golpeó la puerta enojado, el hombre de 42 años abrió y se agarraron a las piñas, allí fue cuando le hizo dos cortes en el cuello.

El hecho sucedió en un conventillo de calle Mandazán al 2000, del barrio Don Bosco II.

“Al parecer, esta situación se repetía cada vez que este hombre de 42 años tomaba. Cuando se cansó de los ruidos, el vecino (de 64 años) le fue a decir que se calmara”, explicó el comisario Gustavo Arcidiago, coordinador operativo de Seguridad.

Pese a que el hombre mayor le advirtió al otro que “la corte, por su bien” -comentó un vecino-, el que estaba borracho hizo caso omiso y ambos se trenzaron en una pelea que pudo ser mortal.

Se agarraron a las piñas y en un momento, el mayor alcanzó a agarrar un cuchillo de cocina y le hizo dos cortes, uno en el mentón y otro en el cuello.

La Policía fue alertada de la pelea en el inquilinato y cuando llegó el móvil de la Comisaría 41ª, “el personal vio al hombre de 42 años ensangrentado, que inmediatamente se volvió hostil contra los policías, por lo que tuvieron que detenerlo”, detalló Arcidiago, quien luego confirmó que fue trasladado por el SIEN al Castro Rendón.

Un segundo móvil fue hasta la pensión y los efectivos entrevistaron al otro hombre, quien denunció que había tenido un inconveniente con su vecino y por los golpes que tenía fue trasladado al hospital Bouquet Roldán.

Ambos están fuera de peligro y al cierre de esta edición ninguno de los dos había hecho la denuncia.

Parte médico

Sigue internado y estabilizado

El SIEN atendió al hombre herido y lo trasladó al Hospital Castro Rendón. En un primer momento lo estabilizaron y luego suturaron los dos cortes que tenía. El más grave era el del cuello, aunque no presentaba riesgo de vida porque era superficial.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído