Siguen los cruces entre el Municipio y el EPAS por el reparto de agua

Desde el organismo provincial aseguran que la distribución del servicio con camiones cisterna es parte de un acuerdo hecho con la Munciipalidad.

Las peleas entre el EPAS y el Municipio no cesan y esta vez los cruces se dieron cuando desde el gobierno municipal denunciaron que se están encargando de distribuir agua por el corte del servicio que afecta al centro y a varios barrios de la ciudad.

El gerente de redes del EPAS, Martín Giusty, aseguró esta mañana que el reparto con camiones cisterna es una función del Municipio y que las declaraciones del subsecretario de Mantenimiento Vial, Pablo Ibargoyen, fueron con la intención de agraviar al organismo.

"Había un acuerdo. Ellos retiran el agua potable de los cargaderos que son del EPAS y a cambio de eso hacen las reparaciones en las calles. Ibargoyen desconoce el acuerdo diciendo que han tenido que salir a auxiliar al EPAS por el cambio de cañerias que teníamos"., dijo el funcionario provincial en relación al recambio del acueducto Río Grande.

Esta semana, el EPAS realizó el recambio de un acueducto y las tareas provocaron un corte de agua en la zona céntrica y en varios barrios de la ciudad. Ayer, Ibargoyen se quejó porque el Municipio estaba abasteciendo al hospital Castro Rendón y a otros sectores que no tenían agua.

Giusty afirmó que estas tareas habitualmente las realiza el Municipio y dijo que los funcionarios estaban al tanto de eso. Por otro lado, indicó que ya funciona la nueva línea de 0800 para reclamos y que además, se contrató a una empresa para que comience las reparaciones en las calles.


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído